Cómo preparar y cocinar langostas congeladas

Varios tipos de mariscos pueden adquirirse en la sección de pescados frescos y congelados de tu tienda local. Estas selecciones están disponibles ya sea parcialmente preparados y cocidos, completamente crudos o completamente preparados, listos para calentar y servir. El pescado fresco está a menudo ultracongelado para preservar su sabor y consistencia, lo cual se hace con las pinzas y las colas de la langosta. La ultracongelación usa las temperaturas criogénicas para congelar rápidamente los productos alimenticios perecederos con el fin de conservar su estructura celular natural. Preparar, cocinar y servir una libra de langosta congelada toma aproximadamente 30 minutos de principio a fin.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • 4 colas de langosta congeladas (8 oz.) o 6 a 8 pinzas de langosta
  • Un plato de vidrio
  • Una cacerola de 3 cuartos
  • Un colador
  • Platos de servir
  • 6 tazas de agua, preferiblemente sin cloro
  • 1,5 cucharadita de sal marina

Instrucciones

  1. Descongela las colas o las pinzas de langosta colocándolas en un plato de vidrio en el refrigerador durante toda la noche.

  2. Coloca una cacerola de 3 cuartos llena con 6 tazas de agua y 1,5 cucharadita de sal marina sobre la estufa y llévala a hervir. Si es posible, usa agua de manantial en lugar del agua del grifo con cloro, ya que el mismo puede influenciar el sabor de la langosta cuando se cocina. Hervirla es la manera más rápida y fácil de preparar la langosta. Este proceso también retiene el sabor y la consistencia ligera de este delicioso marisco.

  3. Añade las colas o pinzas de langosta al agua hirviendo, teniendo cuidado de no salpicar cuando dejas caer las colas. Baja la temperatura y lleva el agua a hervir. Para una libra de langosta descongelada, cocínala destapada durante 8 a 12 minutos o hasta que las cáscaras de la langosta quede roja brillante. Tira de un pequeño trozo de carne y prueba su ternura.

  4. Cuidadosamente drena las colas o pinzas en un colador. Cuando se haya enfriado lo suficiente para manipularla, gira cada cola de langosta sobre su espalda y sepárala del cuerpo girando la cola y el cuerpo en direcciones opuestas. Corta la membrana de la cola para exponer la carne tierna y desecha la vena negra que corre por la misma. Retira la carne y colócala en un plato. Usa un rompe nueces para romper y abrir las pinzas. Retire la carne con un tenedor pequeño y colócala en un plato de servir.

Consejos y advertencias

  • Siempre controla la fecha de vencimiento del envase cuando compres cualquier tipo de pescado fresco o congelado.
  • Ten cuidado cuando dejes caer el pescado en el agua hirviendo, ya que puede salpicar y quemarte.
  • Ten cuidado cuando recoges el pescado luego de colar el agua hirviendo, ya que estará muy caliente durante varios minutos.

Más galerías de fotos



Escrito por valerie liles | Traducido por marcela carniglia