¿Cómo puedo preparar chuletas de cerdo al horno?

Hornear la carne de cerdo es una manera saludable de prepararla sin tener que meterse en el lío de poner grasa en la sartén o calentar la parrilla. Cuando se preparan de la manera apropiada en el horno, las chuletas pueden quedar jugosas y con buen sabor, convirtiéndolas en el plato principal de una comida. Cocer de más el cerdo hará que se endurezca y se vuelva seco y tenga menos sabor, así que vigílalo cuidadosamente y hornéalo solo durante el tiempo necesario para que quede completamente cocido.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Chuletas de cerdo
  • Aceite
  • Condimentos
  • Espray para cocinar

Instrucciones

  1. Precalienta tu horno a 375 grados F antes de comenzar a preparar la carne. Engrasa una charola para hornear de 9 por 13 pulgadas con el espray para cocinar.

  2. Retira el exceso de grasa de los bordes de las chuletas. Puedes dejar la grasa mientras cocinas y cortarla cuando el cerdo esté ya cocinado, pero quitarlo antes reducirá el contenido general de grasa de la carne.

  3. Rocía las chuletas con aceite. Aplica el aceite con una brocha hasta que toda la superficie de la carne esté cubierta. Agrega una pizca de sal y pimienta en cada chuleta. Agrega más condimentos, como queso parmesano rallado, mostaza seca, pimienta de cayena u orégano, dependiendo de tus preferencias de sabor.

  4. Acomoda las chuletas en el molde engrasado sin poner una sobre otra en ninguno de los bordes. Hornea el cerdo por 30 a 35 minutos a 375 grados F. Voltea las chuletas una vez durante el tiempo que lo estés horneando.

  5. Corta en la parte más gruesa de la chuleta para asegurarte que no queden partes rosadas en la carne. Si el cerdo no está todavía bien cocido, ponlo de nuevo en el horno por cinco o 10 minutos adicionales y luego revísalo otra vez.

  6. Remueve las chuletas cocinadas del horno y déjalas reposar por cinco minutos antes de transferirlas a platos para servirlas.

Consejos y advertencias

  • Para lograr que tengan una cubierta crujiente, remoja las piezas de carne en una mezcla de claras de huevo y leche. Luego cúbrelas en hojuelas de maíz trituradas o pan molido tipo panko condimentadas con las hierbas y especias de tu elección. Hornea las chuletas como lo harías sin la cubierta.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por reyes valdes