Cómo preparar carne de cerdo en una olla de cocción lenta

Varios cortes de cerdo pueden ser tan magros como las pechugas de pollo sin piel y sin huesos, con menos de 95 miligramos de colesterol, 10 gramos de grasa y 4.5 gramos de grasas saturadas por cada porción de 3 onzas. Debido a su bajo contenido en grasa, estos cortes pueden ser difíciles de preparar en una olla de cocción lenta sin terminar con una carne dura y seca. Sin embargo, utilizando la técnica correcta y los cortes adecuados, podrás lograr una jugosa carne de cerdo que requiere de poco tiempo de cocción y que puedes incorporar fácilmente en una dieta sana y balanceada.

Elige el corte adecuado

Los cortes de cerdo bajos en grasa que pueden prepararse en una olla de cocción lenta incluyen el solomillo de puerco, el lomo o el sirloin para asar y las costillas de puerco con hueso. La punta de lomo sin hueso o las chuletas de centro de lomo también son bajas en grasa, pero pueden llegar a secarse muy fácilmente durante la cocción lenta, a menos que el corte sea bastante grueso. Los asados de hombro de puerco y las costillas de puerco como las preparadas al estilo country pueden quedar muy bien si se preparan en una olla de cocción lenta, pero es mejor que las prepares ocasionalmente y con moderación, debido a su alto contenido en grasa y colesterol.

Retira la grasa

De acuerdo con el “Bangor Daily News”, reducir el exceso de grasa de la carne de cerdo tanto como sea posible antes cocinarla puede disminuir el contenido total de grasa en cada porción del plato terminado hasta por un 50%. Esto es especialmente cierto para los cortes que se preparan en una olla de cocción lenta, debido a que la grasa restante se queda en la olla donde la carne está servida. Para los asados y las chuletas, corta y deshecha toda la grasa visible. Después de deshacerte de la grasa del solomillo, utiliza un cuchillo afilado para remover la membrana brillante que se encuentra a uno de los lados del corte.

Busca que tenga mucho sabor y poca grasa

Puedes colocar el cerdo crudo directamente en la olla de cocción lenta, pero para obtener un sabor más rico y más profundo sin necesidad de agregar mucha grasa, primero puedes dorar brevemente todos los lados de la carne en aceite de oliva caliente. Si lo deseas, ya puedes llevar el puerco a la olla y saltear los acompañamientos, como cebollas picadas, ajo, hierbas y especias en el aceite que queda en la sartén. Vacía agua, caldo, jugo, una salsa, como por ejemplo salsa de tomate, vino o una combinación de algunos de estos líquidos directamente en la sartén, deja que la mezcla hierva y luego vacíala sobre la carne. Añade algunos trozos de zanahoria y papa alrededor del puerco para darle un toque más nutritivo.

Cocina por el tiempo correcto

Cocina un asado de cerdo entero y solomillo en la olla de cocción lento por aproximadamente unas seis a ocho horas a temperatura baja. Para los cortes más pequeños, como las chuletas con hueso, cocina a temperatura alta durante una hora y media y luego a fuego bajo durante unas cinco o seis horas. Comienza a revisar la carne cuando hayas alcanzado el punto menor del tiempo de cocción recomendado. La carne estará lista cuando el termómetro que insertes en la parte más gruesa del corte marque unos 160 grados Fahrenheit.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle kerns | Traducido por reyes valdes