Cómo preparar un batido para reemplazar una comida

Los batidos para reemplazar comidas ayudan a las personas que están a dieta a perder peso reemplazando comidas con un alto contenido de calorías por un batido con bajas calorías, pero los batidos disponibles en las tiendas pueden no ser correctos para todas las personas. Preparar un batido para reemplazar una comida en casa elimina los ingredientes misteriosos y aditivos artificiales y los alimentos potencialmente alergénicos. Los batidos preparados con frutas frescas o congeladas, vegetales o fuentes de proteína proveen todos los beneficios con bajas calorías y nutrientes y sin conservantes.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Licuadora
  • Proteína
  • Frutas y vegetales
  • Leche, crema o jugo
  • Cubos de hielo

Instrucciones

  1. Decide qué sabor quieres que tenga tu batido para reemplazar comidas y selecciona frutas, vegetales y extractos saborizantes para crear ese sabor. Considera un batido tropical utilizando mangos (mangoes), plátanos (bananas) y un poco de leche de coco (coconut milk). Los batidos de chocolate combinan bien con las bayas (berries) y las cerezas (cherries). Los batidos de vegetales pueden prepararse con un poco de salsa de pimiento picante (hot pepper) y zanahorias (carrots) para darles más dulzor.

  2. Mide tu fuente de proteína. Los polvos de proteína disponibles comercialmente contienen soja (soy), lactosuero (whey) o claras de huevo (egg whites), junto con vitaminas y aditivos saborizantes. Usualmente una cucharada de polvo de proteína por porción añade la cantidad correcta de proteínas para la comida. Sin el polvo de proteína, considera utilizar un cuarto de taza de manteca de maní (peanut) o almendra (almond), un sustituto de huevo pasteurizado o yogur. Las proteínas en un batido de reemplazo de comida ayuda a evitar el hambre por más tiempo.

  3. Mide las porciones de tus otros ingredientes. Utiliza alrededor de 6 u 8 onzas de líquido por batido. Añade media taza o más de frutas y vegetales. Utiliza endulzantes a gusto. Los extractos saborizantes naturales como la vainilla (vanilla), menta (peppermint), canela (cinammon) o limón (lemon) contienen pocas o nada de calorías y puedes añadirlos de a una gota a la vez al final.

  4. Calcula las calorías del batido sumando todas las calorías en los ingredientes que has utilizado.

  5. Añade los ingredientes a la licuadora, pero solo la mitad del líquido. Licúalos para combinarlos.

  6. Incorpora los cubos de hielo de a poco para espesar y enfriar el batido. Enciende la licuadora para triturar el hielo completamente. Añade el resto del líquido y cubos de hielo adicionales hasta que el batido alcance la consistencia deseada. Los batidos preparados con frutas congeladas en lugar de frutas frescas pueden no necesitar cubos de hielo.

  7. Prueba el batido. Añade extractos saborizantes como menta o canela antes de los endulzantes adicionales porque algunos extractos pueden añadir una dulzura natural sin calorías. Añade endulzantes a gusto si lo deseas y licúa todo. Como opción, añade cualquier gota de citaminas o suplementos nutricionales al batido.

Consejos y advertencias

  • Junta todos los ingredientes por adelantado para mezclarlos rápidamente. Separa la fruta, vegetales, proteínas y endulzantes en contenedores que se puedan utilizar en el congelador y mantenlos congelados hasta que estés listo para utilizarlos. Coloca todos los ingredientes en la licuadora y añade el líquido cuando estés listo para servir el batido.
  • Siempre consulta con un médico antes de realizar cambios extremos en tu dieta. Las personas que hacen dieta a largo plazo deberían limitar los batidos para reemplazar comidas a uno por día para asegurarte de seguir una dieta balanceada con nutrientes y fibra adecuada y de continuar comiendo porciones razonables.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea lott haney | Traducido por ana grasso