Cómo preparar a los adolescentes para que se enfrenten a los retos en el futuro

La mayoría de los adolescentes parecen ser ajenos a los retos que depara el futuro. Por lo tanto, a menudo depende de los padres intervenir y proporcionar a su adolescente la preparación para el futuro. Todos los padres son capaces de decir las cosas correctas para el adolescente, pero para preparar realmente a tu hijo para lo que se enfrentará en la edad adulta, es necesario inculcar en él un verdadero sentido de auto-estima y auto-regulación.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Sé un modelo adecuado.

    Sé un modelo adecuado. Actúa de la forma en que esperas que actúe tu hijo. El investigador de la conducta del niño, el doctor Peter Scales, ha encontrado que los niños tienden a determinar qué comportamientos son aceptables a través de la interacción y la imitación de los adultos, especialmente los padres. Debido a que todos los adolescentes están en caminos diferentes y se enfrentan a retos diferentes, asegúrate de adaptar tu propio comportamiento para dar orientación. Pero, independientemente de hacia dónde se dirige tu hijo, algunos comportamientos, como la confianza en sí mismos y la interacción social positiva, siempre resultan útiles. Asegúrate de mostrarle estas conductas a tu hijo en situaciones en las que va a aprender a utilizarlas, como cuando conozca gente nueva o hable en público.

  2. Establece límites claros con restricciones bien definidas que guíen la conducta de tu hijo.

    Establece límites claros con restricciones bien definidas que guíen la conducta de tu hijo. Los adolescentes que crecen en hogares con limitaciones claras tienden a tener habilidades de autorregulación más fuertes y menos impulsivas. Cuando establezcas un límite, expresa a tu hijo que el límite es racional y beneficioso para ambos, explicándole el razonamiento. Para un adolescente que acaba de recibir su licencia de conducir, explícale que no puede recoger a sus amigos en el automóvil, ya que tiene que centrarse en la conducción, lo que lo mantiene a salvo y te mantiene sin preocupaciones.

  3. Si tienes la suerte de que tu hijo acuda a ti para pedirte un consejo, ayúdalo a generar soluciones a su problema sin decirle exactamente qué hacer.

    Ayuda a tu hijo a resolver los problemas por su cuenta. Los padres a menudo se tientan a resolver los problemas de la adolescencia, pero este tipo de asesoramiento gratuito hace poco para ayudar a los adolescentes a crecer para ser adultos autónomos con fuertes habilidades de toma de decisiones. En su lugar, ayudar a tu hijo hacia sus metas, al permitirle la discusión abierta de sus problemas. Dile a tu hijo que no vas a interferir en su vida, sino que estarás disponible para el debate. Si tienes la suerte de que tu hijo acuda a ti para pedirte un consejo, ayúdalo a generar soluciones a su problema sin decirle exactamente qué hacer.

  4. Permite a tu hijo a expresar su sentido de identidad mediante la elaboración de un ambiente de discusión abierta.

    Fomenta la auto-expresión. Permítele a tu hijo que sea abierto con sus opiniones y auto-identidad sin poner adelante tus propias sentencias sobre tales pensamientos. John Gottman, psicólogo del desarrollo, afirma en "Raising an Emotionally Intelligent Child", que los padres que desean fomentar la auto-expresión en la adolescencia no deben ser prejuiciosos. Hacer conclusiones sobre tu adolescente a menudo resulta en un cierre total de la comunicación, lo que sin duda no lo ayuda en el trato con la vida. Después de todo, tu hijo probablemente tenga demasiado oyendo el juicio de sus pares. Por lo tanto, permite a tu hijo a expresar su sentido de identidad mediante la elaboración de un ambiente de discusión abierta.

Más galerías de fotos



Escrito por damon verial | Traducido por luciano ariel castro