Preocupaciones de altura y peso en niños

Los padres a menudo se preocupan acerca de la altura y el peso de sus hijos -ya sean demasiado altos, demasiado bajos, demasiado delgados o tengan sobrepeso. Que tu hijo caiga en cualquier lugar fuera de la altura y las tablas de peso normales puede ser un problema, sobre todo si su altura o variación de peso no parecen estar relacionados con la genética. Habla con el médico de tu hijo si estás preocupado acerca de su altura o peso.

Niños muy altos

Los niños altos a menudo tienen padres altos, pero si la altura de tu hijo va más allá de lo que cabría esperar para tu árbol familiar, problemas de salud o trastornos genéticos podrían ser la causa. Alrededor del 2,3 por ciento de los niños tienen dos desviaciones estándar por encima de la norma para la altura para su edad, según un artículo publicado en la edición de marzo de 1995 de la "Canadian Family Physician." Aunque la genética de la familia es la causa más común de estatura, condiciones médicas, como problemas con la glándula pituitaria, la pubertad precoz y los trastornos cromosómicos como el síndrome de Marfan, síndrome de Klinefelter y el síndrome XYY también pueden hacer que tu niño crezca demasiado alto demasiado rápido. Los tratamientos hormonales pueden tratar el crecimiento anormal en algunos casos.

Niños muy bajos

Al igual que con los niños que son más altos que la media, algunos niños con talla baja pueden tener una enfermedad o trastorno que requiere evaluación médica, aunque la mayoría tiene una predisposición genética a ser bajos. Trastornos hormonales, como el hipotiroidismo pueden causar baja estatura, alteraciones genéticas o cromosómicas como la trisomía 21, el síndrome de Turner o de otros síndromes genéticos pueden hacer que tu hijo sea más bajo de lo normal. La mala nutrición y la falta de crecimiento puede causar retrasos de crecimiento, condiciones médicas tales como enfermedades del corazón o del pulmón también pueden causar una ingesta nutricional deficiente.

Niños con sobrepeso

La incidencia del exceso de peso en niños está aumentando drásticamente en los Estados Unidos y en otros países desarrollados. Entre el 16 y el 33 por ciento de los niños estadounidenses son obesos, lo que significa que pesan por lo menos 10 por ciento más de lo que deberían para su tipo de cuerpo y altura, según la American Academy of Child and Adolescent Psychiatry. Mientras que la genética puede jugar un papel en el peso del niño, lo que su familia come también juega un papel importante. Si tu hijo tiene sobrepeso, tu médico podría recomendar reducir la ingesta para que tu niño crezca dentro de su peso en lugar de perder peso. Porque el sobrepeso conlleva un mayor riesgo de enfermedades del corazón, diabetes, presión arterial alta y otras enfermedades, es importante prestar atención al sobrepeso en serio y no creer que tu hijo va a crecer fuera de él con el tiempo.

Niños con poco peso

Los niños que están por debajo de la gráfica de peso promedio pueden sólo haber heredado los genes "flacos" en la familia -o podrían tener una enfermedad o un trastorno genético que causa que pierdan peso o no que no puedan subir de peso a medida que crecen. Las enfermedades crónicas, tales como las del corazón, el hígado y las enfermedades pulmonares pueden afectar la capacidad de tu hijo para asimilar calorías y puede provocar que tenga bajo peso. Las alergias alimentarias o trastornos intestinales también pueden hacer que sea difícil para él ganar peso. Mientras tu hijo está activo, alerta y por lo demás sano, tener bajo peso es menos grave que el exceso de peso. Aumenta la ingesta de tu hijo mediante la adición de más grasa en sus comidas y limitando los alimentos como el jugo, los que lo llenan sin proporcionar nutrición.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por mariana van der groef