Preguntas importantes para hacerles a los adolescentes sobre nutrición y estado físico

El ejercicio físico y la nutrición pueden no parecen ser temas emocionantes para la mayoría de los adolescentes, pero una buena salud en la juventud es importante para llevar una vida sana como adulto. Es importante hablar de nutrición y buenos hábitos alimenticios con los adolescentes. Asegúrate que conozcan que el calcio, por ejemplo, es vital para tener huesos fuertes y dientes blancos y saludables, ya que los jóvenes pueden relacionar la nutrición y el ejercicio con su apariencia. La American Heart Association afirma que aunque es bueno resaltar la importancia del ejercicio, éste debe ser divertido para los chicos. Los clubes de danza y deportes son excelentes oportunidades para adolescentes que no tienen clases de gimnasia durante la semana y que no practican un deporte en su escuela.

¿Cuánto ejercicio realizas en la semana?

Los adolescentes deben realizar al menos media hora de ejercicio cada día, o al menos durante los días hábiles, asegura la American Heart Association (AHA). La AHA reporta que la actividad física regular te ayuda a mantener un peso saludable, controla la presión arterial y el colesterol, ayuda a prevenir la diabetes y mejora la confianza en uno mismo y la auto-estima. La AHA también recomienda que si no puedes realizar 30 minutos de ejercicio de corrido, hagas dos sesiones de 12 minutos de actividad física moderada a intensa.

¿Comes una dieta balanceada?

La obesidad en las personas jóvenes, junto con los trastornos alimenticios como la anorexia y la bulimia, han recibido mucha atención y con buena razón. Estos trastornos no sólo afectan de forma adversa la salud, sino que pueden llevarlos a sufrir de problemas emocionales. En muchos casos, los trastornos alimenticios y comer por demás son los resultados de problemas como depresión y trastornos de la personalidad. Pero la American Academy of Child and Adolescent Psychiatry (AACAP) reporta que las principales causas de obesidad son simplemente comer por demás y tener malos hábitos de alimentación. Los adolescentes deben consumir cinco porciones de frutas y vegetales cada día, y si pueden hacerse del hábito de sustituir los bocadillos y postres grasosos por alimentos saludables y bajos en grasas, como manzanas y zanahorias, pronto verán un cambio en su peso, sus niveles de energía y su estado de ánimo. La AACAP recomienda incluir a los adolescentes a la hora de hacer las compras y preparar las comidas, para reforzar la importancia de la nutrición. El University of Maryland Medical Center sugiere que, además de ayuda psicológica, el seguimiento nutricional es vital para ayudar a los adolescentes que sufren de anorexia o bulimia a desarrollar la comprensión de los patrones normales del hambre, la alimentación saludable y la imagen corporal.

¿Duermes lo suficiente?

Uno de los aspectos menos considerados de la salud adolescente es el sueño. Dormir poco produce cambios en el metabolismo que afectan el hambre y producen aumento de peso. Dormir poco también priva al cuerpo de la energía que necesita para participar en deportes, danza e incluso para prestar atención en la escuela. La National Sleep Foundation reporta que los adolescentes necesitan entre 8,5 y 9,5 horas de sueño cada noche, pero se estima que sólo el 15% de los jóvenes logra dormir lo suficiente. Incluso aunque puede ser difícil ir a la cama más temprano, intenta comenzar con tu ritual un poco más temprano y evita la computadora o la televisión junto antes de ir a dormir, porque esas actividades estimulan el cerebro y hacen que sea más difícil ir a dormir.

Más galerías de fotos



Escrito por james roland | Traducido por mike tazenda