Preguntas que pueden hacerse en una reunión de padres y maestros

La formación de una sólida relación con el maestro de tu hijo podría ser uno de los pasos más importantes que puedes tomar en su educación. Según un artículo de PBS Parents titulado "La relación entre padres y maestros", "Trata la relación profesor-padre-hijo como lo harías con cualquier relación realmente importante en tu vida. Crea una relación para la resolución de problemas", trabajar juntos apoya la experiencia de aprendizaje de tu hijo. Los niños que sienten una fuerte conexión entre el hogar y la escuela se sienten a menudo más cómodos en sus salones de clase y podrían ser más exitosos académicamente. Saber que tú y tu maestro forman parte del mismo equipo hace más probable que tu hijo trabaje con más empeño.

¿Qué aprenderá mi hijo?

Averigua lo que tu hijo aprenderá acerca de cada tema y lo que se espera que domine a finales de año. Esta información te ayudará a prepararte para el trabajo futuro. El profesor puede darte una visión general del plan de estudios y de los estándares que tu hijo debe cumplir con base a las metas del distrito y los esquemas estatales. Pregunta cómo se miden y evalúan los logros de tu hijo y qué pruebas pueden esperar.

¿Cuáles son las fortalezas y debilidades de mi hijo?

Pregunta acerca de las habilidades y talentos de tu hijo, así como de las áreas donde se necesita mejorar. Él podría prosperar en actividades o materias de las que no eres consciente. Saber acerca de sus logros académicos te ayudará a dialogar con él en casa y ofrecerte la oportunidad de felicitarlo y animarlo. Del mismo modo, la comprensión de las debilidades de tu hijo te advertirá de las habilidades que es necesario practicar en casa. El maestro te puede proporcionar estrategias que puedes utilizar para ayudar a reforzar ciertas lecciones y apoyar el aprendizaje de tu hijo. De acuerdo con un estudio publicado por la U.S. National Library of Medicine, "Se ha encontrado consistentemente que la participación de los padres en la educación de un niño se asocia positivamente con su rendimiento académico".

¿Cómo se comporta mi hijo?

El comportamiento de tu hijo puede afectar su rendimiento académico. Averigua si comete errores ocasionales sanos, adecuados a la edad, o si el profesor se da cuenta de un patrón de mala conducta. De acuerdo con una edición de la National Science Foundation en 2007, el llamado "Mal comportamiento de los niños es un indicador de logro académico y del éxito profesional postrero", "los problemas de conducta tempranos no impiden el logro escolar de los niños, pero los problemas persistentes pueden obstaculizar los resultados educativos y laborales". Pregunta acerca de su capacidad para seguir instrucciones y obedecer las reglas. ¿Muestra tu hijo respeto a los maestros, administradores y compañeros? ¿Se comporta apropiadamente en la escuela? El niño debe sentir que tú y su maestro tienen expectativas similares. Aprende acerca de las técnicas de disciplina del maestro y trata de emplear algunas de estas estrategias en casa para dar a tu hijo rutinas similares. Como Ron Clark, quien escribió el libro "The End of Molasses Classes: Getting Our Kids Unstuck -- 101 Extraordinary Solutions for Parents and Teachers" ("El fin de las clases melaza: Cómo lograr destrabar a nuestros hijos -- 101 Soluciones extraordinarias para padres y maestros"), escribió en CNN.com, "sé un socio en lugar de un fiscal".

¿Cómo puedo ayudarlo?

Una forma efectiva de fortalecer tu relación con el maestro de tu hijo es averiguar cómo puedes ayudar. Tal vez el maestro necesita un voluntario para una actividad, un acompañante para un viaje de campo o algunos suministros adicionales. Muestra tu interés en hacer su vida más fácil. Apoyar al profesor puede ayudar a nutrir la relación y mejorar su interacción con tu hijo.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel pancare | Traducido por tere colín