Preguntas de los adolescentes sobre el sexo

Aunque ciertamente no es fácil para los padres pensar en que su hijo comience una relación sexual, tu adolescente puede tener preguntas sobre el tema que demandan respuestas antes de que sea demasiado tarde. En lugar de dejarlo en la oscuridad cuando se trata de preguntas acerca de la sexualidad, intereses románticos, control natal, la salud y otros dilemas relacionados, siéntense y tengan una discusión abierta que ofrezca una mezcla de consejos, respuestas y expectativas.

Sexualidad

De acuerdo con el sitio web de la American Academy of Pediatrics' Healthy Children, los adolescentes pueden tener una imagen "hiper-sexualizada" de la sexualidad y de la identidad sexual a través de los medios de comunicación, tales como Internet, las películas y la televisión. Esto, además de la típica charla de adolescente a adolescente, puede hacer que tu hijo se pregunte lo que está bien y lo que está mal cuando se trata de su propia sexualidad. Estas preguntas pueden incluir el tener la edad suficiente para empezar a tener relaciones sexuales, cómo actuar en una relación romántica o lo que es aceptable e inaceptable, en cuanto a la monogamia y el número de parejas sexuales que tiene una persona. Mantén abiertas las líneas de comunicación y responde a sus preguntas con franqueza. No hay una respuesta mágica a todas las preguntas que tu hijo tiene sobre su propia sexualidad. Tus respuestas y discusiones específicas pueden centrarse en tus propias creencias, valores y experiencias relacionadas con el sexo.

Control de la natalidad y el embarazo

Los Centers for Disease Control and Prevention informan que en 2011 hubo 329.797 bebés nacidos de madres adolescentes entre las edades de 15 y 19 años. A menos que te sientas cómodo con el hecho de que tu adolescente se convierta en una estadística de los embarazos adolescentes, responder a sus preguntas sobre anticonceptivos y la prevención del embarazo es la clave. En función de tus propias creencias y valores, esta conversación puede centrarse en la abstinencia, o no tener relaciones sexuales en absoluto, o en un método de control de natalidad. Guarda los tipos de respuestas médicas como los efectos secundarios de las píldoras anticonceptivas o el procedimiento para la inserción de un DIU para el ginecólogo, en lugar de tratar de responder a ellos por tu cuenta.

Orientación sexual

A medida que tu hijo se mueve en la adolescencia, puede comenzar a tener preguntas acerca de la orientación sexual. La American Academy of Pediatrics, en su página web Healthy Children, define la orientación sexual como una persona que se siente atraída por alguien de diferente sexo o del mismo sexo que ella. Las orientaciones sexuales incluyen heterosexual, homosexual y bisexual. Si tu hija trae a colación preguntas sobre su orientación sexual, ten en cuenta que necesita tu apoyo y asesoramiento. Avergonzarle o imponerle tus propios puntos de vista, no le ayudará a responder a las preguntas y sólo servirá para confundirla.

Sexo seguro

Tu hijo puede haber oído los nombres de algunas enfermedades de transmisión sexual (ETS), pero puede tener preguntas acerca de lo que son y cómo una persona puede contraer una ETS. Aunque no seas un médico experto, puedes tener una discusión abierta acerca de los fundamentos de las ETS, como la forma en que puede adquirir una, cómo puede no adquirir una y qué hacer cuando se trata de la prevención. Comienza por decirle que la única manera de no tener una enfermedad de transmisión sexual es evitar cualquier tipo de relación sexual, incluyendo el sexo oral. Si sabes que la abstinencia no es un enfoque realista para tu hijo, deja en claro que los condones son la única alternativa para mantener abajo el riesgo de contraer una ETS. Coméntale que algunos métodos anticonceptivos como el diafragma o la esponja, no hacen nada para evitar la propagación de enfermedades.

Más galerías de fotos



Escrito por erica loop | Traducido por mayra cabrera