Precauciones para prevenir el embarazo en adolescentes

Aunque los padres pueden soñar con el día en el que se conviertan en abuelos, muchos padres quieren que sus hijos celebren las alegrías de la paternidad después de la adolescencia. Aunque seas incapaz de controlar las acciones de tu hijo adolescente, tu capacidad para educarlo puede disminuir las probabilidades de que tenga un embarazo adolescente.

Método anticonceptivo

Aunque probablemente los padres esperan que sus adolescentes pospongan las relaciones sexuales, instar a tu hija para que evite el sexo podría no funcionar, según expertos en desarrollo infantil del sitio web Kids Health (Niños Sanos). En cambio, puedes educar a tus hijos sobre los distintos métodos de control de la natalidad en el mercado, su eficacia y dónde obtenerlos. Los preservativos y los espermicidas a menudo se venden sin receta en farmacias o en supermercados. Lleva a tu hija a una clínica de planificación familiar para que pueda obtener una receta de la píldora anticonceptiva, parche, anillo o implante también podría disminuir sus probabilidades de convertirse en una adolescente embarazada, según la American Academy of Pediatrics (Academia estadounidense de Pediatría).

Educación

Algunos padres pueden preocuparse de que hablar de sexo podría animar a un adolescente a tenerlo. En realidad, educar a tu hija sobre las relaciones sexuales puede ser una de las más poderosas influencias tanto si se convierte en una adolescente embarazada como si no, según la AAP. Tu hija podría creer mitos sobre el sexo, como la idea de que no puede quedarse embarazada la primera vez que tiene relaciones sexuales. Una clínica de planificación familiar, así como el pediatra o el médico de tu hija, pueden darte más materiales educativos para dárselos a tu hija.

Autoestima y razones para el sexo

Elaborar una relación abierta con tu hija podría ayudarla a acercarse a ti cuando tenga problemas, incluyendo alguno que pertenezca al sexo o al embarazo. La baja autoestima puede hacer que un adolescente sea más susceptible a tener relaciones sexuales debido a la presión de los compañeros o el deseo de tener un novio, según la página web de Boston Children Hospital's Center for Young Women's Health (Centro de Hospital de Niños de Boston para la Salud de las Mujeres Jóvenes). Los padres pueden aumentar la autoestima desde muy temprana edad manteniendo la crítica constructiva, reconociendo los rasgos positivos y habilidades de una hija y corrigiendo cualquier expectativa poco realista que tiene de ella misma, según el sitio de Kids Health (Salud de los Niños). La depresión y la baja autoestima pueden hacer que tu hija tenga más probabilidades de involucrarse en comportamientos sexuales arriesgados.

Otras precauciones

Los adolescentes podrían querer respuestas cuando se trata de sexo, y no hay nada de malo en compartir sus propias opiniones y creencias sobre el sexo, según la National Campaign to Prevent Teen and Unplanned Pregnancy (Campaña Nacional para Prevenir los Embarazos Adolescentes y no Planificados). Dále a tu hijo adolescente la oportunidad de hablar sobre sus sentimientos al respecto sin sermonearle. Compartir tus miedos, como la posibilidad de que tu hija podría contraer una infección de transmisión sexual o quedarse embarazada, también puede influir en su decisión para tener sexo. Asegurarte de que alguien esté la mayor parte del tiempo en casa con tu hijo adolescente, así como ofrecerle mucho tiempo personal, también podría posponer el sexo. Estar preparado es importante. Tu hijo adolescente puede querer mantener los preservativos o el espermicida con ella en todo momento para prevenir el embarazo.

Más galerías de fotos



Escrito por candice coleman | Traducido por maria gloria garcia menendez