Prácticas de fútbol americano para niños

Entrenar niños en la categoría de fútbol “Pee Wee” puede ser muy satisfactorio. Tendrás la responsabilidad de enseñar a pequeños atletas la forma apropiada de jugar, y de trabajar como equipo. Mientras preparas a los niños para la victoria, enséñales las pequeñas cosas que hacen falta para ser exitosos a través de ejercicios rigurosos pero divertidos. Se pueden hacer muchos ejercicios para que los pequeños jugadores estén interesados y emocionados con la idea de jugar fútbol americano.

Ejercicio de saco

El ejercicio de bolsa ayuda a los jugadores a aprender la forma correcta de recibir el balón mientras corren con la cabeza en alto. También les enseñará a leer la defensiva y correr la mejor ruta posible para conseguir mejores avances. Utiliza un centro, un mariscal de campo y un corredor; haz que el centro ceda la bola al mariscal de campo, quien a su vez la entrega al corredor. Mientras sujetas un saco, tú serás al jugador defensivo. Conforme se acerque el corredor, muévete con el saco a la izquierda o a la derecha. Tu corredor debe reaccionar cambiando a la dirección opuesta. Al principio, practica este ejercicio a velocidad moderada para que el corredor y el mariscal de campo se acostumbren de manera sutil a los intercambios de balón. Después puedes hacer el ejercicio a máxima velocidad.

Ejercicio de cruz

El ejercicio de cruz está diseñado para ayudar a que tus receptores se concentren en la bola cuando su visión está siendo obstruida. Haz dos grupos separados de receptores y defensores y haz que se confronten unos a otros en la línea. Haz que los receptores cambien turnos corriendo a través del campo mientras un defensor mueve sus brazos para tratar de bloquear la visión del receptor. Haz que el mariscal de campo o uno de los entrenadores lance la bola a los receptores al tiempo que los jugadores están cruzando sus caminos para que el receptor pueda practicar concentrándose en donde está la bola a pesar de las distracciones del defensor.

Flexiones de brazo

Las flexiones de brazos ayudan a que los jugadores ofensivos se levanten rápidamente después de haber sido derribados y para que estén listos para atrapar el balón, bloquear o realizar alguna otra actividad. Este ejercicio es particularmente importante para los receptores. Para empezar, has que los jugadores se acuesten en el suelo en posición. A tu orden, el jugador tiene que impulsarse hacia arriba y correr en dirección opuesta. Haz que otro jugador o un entrenador trate de bloquear al jugador para que no se pueda levantar. Para los receptores, haz que el mariscal de campo o algún otro entrenador le lance la bola después de que ha podido corre algunos pasos. Los jugadores deben concentrarse principalmente en su habilidad de incorporarse y recuperarse del bloqueo para poder continuar con su objetivo principal

Encuentra al mariscal de campo

El ejercicio de "Encuentra al mariscal de campo" está diseñado para ayudar a los receptores a localizar el balón mientras se acerca a ellos. También les ayuda a desarrollar velocidad y reacción para atrapar la bola. Para este ejercicio, haz que cuatro jugadores, preferentemente mariscales de campo, hagan un círculo a 20 yardas de distancia entre ellos. Coloca a un receptor en medio del círculo. Haz que los mariscales de campo manden pases de forma aleatoria hacia el receptor uno a la vez. El receptor tendrá que reaccionar hacia donde se dirige la bola para poder atraparla. Una vez que la atrapa, haz que la lance de regreso al mariscal de campo y que se aliste a recibir el siguiente pase. Comienza este ejercicio a velocidad moderada y aumenta el paso de forma gradual conforme mejoren los jugadores.

Más galerías de fotos



Escrito por tom stewart | Traducido por ricardo frot