Posturas de yoga seguras para embarazadas

El yoga puede ser muy beneficioso durante el embarazo porque ayuda a calmar la mente, estimular la respiración, mejorar la postura, la flexibilidad y la fuerza. Algunas posturas de yoga incluso son útiles para las molestias del embarazo, tales como la hinchazón de piernas y tobillos. Las clases de yoga prenatal son accesibles, y lo mejor es tratar cada postura con la ayuda de un instructor certificado. Este puede ayudarle a saber qué posturas son las correctas para ti y tu bebé en crecimiento, así como sugerir cuándo los considere necesarios.

Postura del ángulo enlazado

La postura del ángulo enlazado es una excelente manera de estirar los muslos, las caderas y las rodillas y se realiza en una posición sentada. Las posturas sentadas se encuentran entre las más fáciles para que las embarazadas las lleven a cabo. Según Yogajournal.com, cuando se practica esta postura en la última etapa del embarazo puede ayudar a facilitar el proceso de parto.

Postura del héroe

Una postura que puede ayudar a aliviar el cansancio de las piernas, estirar los muslos, las rodillas y los tobillos es la postura del héroe. También puede ayudar con la digestión, aliviar el gas y reducir la hinchazón en las piernas que son tan frecuentes durante el embarazo. Esta postura está contraindicada para las personas con lesiones en tobillos o rodillas.

Postura de la silla

Utkatasana o la postura de la silla es una asana que trabaja los muslos, los tobillos, las pantorrillas y estira la columna vertebral, los hombros y el pecho. Cuanto más profundo llegues con esta postura más usarás tus músculos. También puedes hacerla cambiando el peso con bolas en los pies, apoyando las nalgas sobre los talones. Esta variación exige mayor equilibrio y concentración.

Postura del guerrero

Hay algunas de las variaciones en la postura del guerrero, sin embargo el guerrero uno y dos se recomienda durante las primeras semanas del embarazo para aumentar la fuerza en las piernas. El guerrero uno y dos ayuda a fortalecer y estirar los músculos de los muslos y las pantorrillas y permite abrir el pecho. El guerrero dos puede ayudar a aliviar el dolor de espalda que se experimenta durante segundo trimestre del embarazo.

Postura del triángulo

La postura del triángulo es una asana que fortalece y estira la parte superior e inferior del cuerpo. Aunque puedes encontrar dificultades para llevarla a cabo durante los trimestres posteriores, es una excelente postura para llevar a cabo a principios de tu embarazo para aumentar la fuerza y la resistencia. Al girar desde la cintura, la espalda se puede beneficiar con esta postura, al igual que tu cadera, ingle, hombros y tendones de la columna.

Flexión hacia adelante sentada

A medida que tu embarazo avance, tu abdomen se irá agrandando, haciendo que algunas posturas de yoga sean más difíciles y hasta peligrosas. Estando de pie inclínate hacia delante, estirar totalmente las piernas no se recomienda durante las últimas etapas del embarazo. Puedes, sin embargo, obtener los beneficios de una curva hacia adelante desde la posición de sentada. La flexión hacia delante sentada fortalecerá y ayudará a elongar piernas y caderas.

Más galerías de fotos



Escrito por christy callahan | Traducido por sebastian castro