Posturas de yoga para problemas intestinales

Los problemas intestinales pueden ser causados por una variedad de factores. El estrés, los alimentos demasiado condimentados o picantes, comer muy rápido o comer alimentos poco saludables pueden ocasionar hinchazón, gases atrapados, indigestión y/o malestar abdominal general. Hay varias posturas de yoga que pueden ayudar a aliviar los síntomas de los problemas intestinales. Si las molestias no se van con las posturas de yoga, consulta con tu médico para asegurarte de que no haya razón médica subyacente en los síntomas.

La pose del niño

La postura del niño masajea suavemente los órganos internos, lo que puede ayudar a aliviar el viento atrapado y reducir la hinchazón. Arrodíllate en el suelo con las rodillas juntas y los pies ligeramente separados. Siéntate de modo que los isquiotibiales queden descansando en las pantorrillas. Inclínate hacia delante, coloca la frente en el suelo y descansa el pecho sobre los muslos. Coloca los brazos en el suelo junto a tus piernas. Exhala y relaja, permitiendo que la gravedad presione el abdomen hacia abajo sobre tus muslos. Mantén esta posición durante 6 a 10 respiraciones nasales profundas. Al finalizar, lentamente siéntate.

Sentado con flexión hacia delante

Sentarse inclinado hacia delante masajea suavemente los órganos abdominales y alienta el aumento del flujo sanguíneo a través de los órganos internos. Siéntate con las piernas extendidas, el tronco erguido y los brazos extendidos por encima de la cabeza. Exhala e inclínate hacia adelante desde las caderas. Permite que la gravedad doble tu cuerpo al medio. Coloca las manos sobre las piernas, debajo de las rodillas o alrededor de los pies. Mira hacia adelante con los dedos de los pies hacia arriba. Mantén esta posición durante 6 a 10 respiraciones nasales profundas antes de sentarte lentamente hacia arriba.

Reclinación de giro espinal

El giro espinal retuerce los órganos internos como al exprimir una toalla húmeda. Esto ayuda a eliminar las toxinas y estimula la sangre fresca para incrementar la salud de los intestinos. Acuéstate boca arriba con la pierna izquierda recta y la pierna derecha flexionada para que tu pie quede al lado de la rodilla. Llega a través del cuerpo con el brazo izquierdo y agarra tu rodilla derecha. Coloca tu mano derecha en el suelo a la altura del hombro. Gira la parte inferior del cuerpo a la izquierda y gira la cabeza hacia la derecha. Trata de mantener los hombros en el suelo. Mantén esta posición durante 6 a 10 respiraciones nasales lentas y luego descansa la columna vertebral. Cambia las piernas y los brazos y repite girando en la dirección opuesta.

El bebé feliz

La postura del bebé feliz plantea alivio al viento atrapado, que es una causa importante del malestar intestinal. Acuéstate boca arriba con las piernas dobladas y las rodillas separadas. Alcanza y agárrate los tobillos por el interior. Mantén la cabeza y los hombros en el suelo y tira suavemente las rodillas hacia el exterior de las costillas. Dobla los brazos para aumentar la profundidad de este tramo. Mantén la posición durante 6 a 10 respiraciones y suelta.

Más galerías de fotos



Escrito por patrick dale | Traducido por andrea galdames