Posturas de yoga para la presión sanguínea alta

El ejercicio vigoroso puede presentar riesgos si tienes presión arterial alta. Mientras que el yoga no es un ejercicio muy vigoroso, ciertas posturas funcionan especialmente bien para garantizar una práctica segura. Evita las posturas invertidas, como el perro orientada hacia abajo, el puente y pararte de cabeza, a menos que consultes con tu profesional de salud acerca de controlar tu hipertensión y rutinas de ejercicio seguras.

Postura del gato

La postura del gato requiere coordinar tus movimientos con la respiración en un movimiento fluido. Aunque la pose no puede disminuir la presión arterial alta, generalmente es bastante segura para los pacientes con hipertensión ya que no pone tensión sobre el cuerpo y mantiene el corazón elevado. Colócate sobre cuatro patas. Alinea las rodillas directamente debajo de las caderas, mientras que las manos deben descansar directamente por debajo de los hombros. Extiende los dedos contra el suelo y aplana la espalda con los ojos mirando al suelo. Inhala profundamente. En la exhalación, mete tus hombros y el coxis hacia el suelo mientras arquea la mitad de la espalda como un gato. Mantén la postura durante unos 10 segundos antes de volver a la posición neutral. La pose del gato estira la columna vertebral y libera el estrés en los hombros y abdominales.

Párate extendiendo la pierna doblada hacia adelante

A diferencia de un tradicional pliegue hacia delante, esta posición modificada no requiere una curva extrema en la cintura. Comienza por colocar tus pies separados por cuatro pies, los dedos de los pies apuntando hacia delante. Coloca las manos en una posición de oración, descansando suavemente contra tu pecho. Inclínate lentamente hacia adelante a la cadera, bajando el torso hasta que quede paralelo al suelo. En esta posición, tendrás aproximadamente un ángulo de 90 grados con la cintura. Una vez en posición, estira el cuello ligeramente para alargar la espalda. Si tienes presión arterial alta, no te muevas más allá de esta posición de 90 grados. Cuando se hace correctamente, el pararte extendiendo la pierna doblada hacia adelante ayuda a estirar la columna vertebral y la parte trasera de las piernas.

La postura del cadáver

La postura del cadáver en yoga se considera restauradora; a menudo se utiliza al final de una sesión para la relajación final. MayoClini.com explica que los ejercicios de relajación pueden ayudar a bajar la presión arterial, reducir el estrés y aliviar la tensión muscular. Acuéstate boca arriba sobre una colchoneta con las piernas extendidas. Permite que tus muslos, rodillas y pies caigan a los lados. Descansa tus brazos a los lados con las palmas hacia arriba. Relaja los músculos de la cara y cierra los ojos. Concéntrate en relajar todos los músculos de tu cuerpo. Una vez que tu cuerpo esté completamente relajado, céntrate en aquietar tu mente. Mantén la postura durante 5 a 10 minutos.

Más galerías de fotos



Escrito por krista sheehan | Traducido por marcela carniglia