Posturas de yoga para personas con sobrepeso

Algunas posturas de yoga pueden ser difíciles para las personas con sobrepeso, por lo tanto practicando posiciones que usen soportes de apoyo puede ayudar a evitar presiones en las articulaciones. Avanza la práctica de yoga lentamente y presta atención a tu respiración para que te sirva de ayuda para evitar lesiones. Como con todos las rutinas de nuevos ejercicios, consulta con tu médico primero.

Postura básica de relajación

Mientras te encuentras acostado en el piso, coloca tus pantorrillas y pies en el asiento de una silla. Coloca tu cabeza sobre una almohada y los brazos relajados naturalmente a los lados del cuerpo. Puedes colocar una bolsa de arena sobre tus ojos y el abdomen para una mayor relajación. Permanece en esta postura por entre 15 y 20 minutos y sal de ella lentamente rodando sobre un lado.

Puente simple de espalda hacia atrás con apoyo

Para realizar un puente simple de espalda hacia atrás con apoyo necesitarás una almohada de yoga o una manta. Mientras estás acostado sobre tu espalda, coloca la almohada en la parte baja de la espalda y una manta enrollada debajo de tu cuello. Dobla las rodillas y relaja los brazos colocándolos hacia los costados. Mantén esta posición por dos a cuatro minutos. Esta postura preparará al cuerpo de manera segura para puentes de espalda más avanzados.

Inclinación hacia adelante

Las inclinaciones hacia adelante reducen la depresión, alivian la fatiga y regulan la presión sanguínea, según indica el maestro de yoga B.K.S. Lyengar. Las inclinaciones hacia adelante pueden resultar difíciles para las personas con mayor peso, pero usar una silla como ayuda puede hacer la postura más cómoda. Mientras estás en posición de pie, inclínate hacia adelante y relaja los brazos en la espalda o en el asiento de una silla. Enfócate en levantar la pelvis hacia arriba para un estiramiento más profundo. Mantén la posición por un minuto, descansa y repite dos veces.

Paripurna Navasana

Paripurna navasana, o la pose completa de bote, se realiza usando dos bancos o sillas. Coloca una silla o banco contra una pared y otra a dos o tres pies enfrente. Siéntate entre los bancos, relajando la espalda contra el banco que está apoyado contra la pared. Levanta tus piernas sobre el otro banco manteniéndolas rectas. El cuerpo debería formar una "V". Mantén la posición por un minuto, trabajando hasta cinco. Según Lyengar, esta postura incrementa el ritmo del metabolismo del cuerpo.

Más galerías de fotos



Escrito por grace wathen | Traducido por azul benito