Posturas de yoga para las náuseas

La náusea es un síntoma común que puede ser causa de infinitas condiciones, incluyendo la gripe de estómago, el embarazo y ciertos medicamentos. Ciertas poses específicas de yoga pueden traer alivio o prevenir las náuseas. Como con cualquier rutina de ejercicios nueva, consulta a tu médico primero.

Pose mirando hacia abajo con las piernas cruzadas

La pose mirando hacia abajo con las piernas cruzadas o adhomukha swastikasana, puede ayudarte a prevenir o aliviar las náuseas. Mientras estás sentado en el suelo en una posición de piernas cruzadas, dobla la parte superior del cuerpo hacia delante y apoya los brazos en el asiento de una silla. Relaja la cabeza sobre los brazos y mantén la postura durante dos minutos. Repite según sea necesario.

Pose invertida

La pose invertida o viparita karani, alivia las náuseas, según el maestro de yoga BKS Iyengar. Necesitarás un cojín o almohada de yoga para realizar esta postura. Comienza recostado sobre tu espalda con las piernas encima de una pared. Lleva las nalgas tan cerca de la pared como te sea posible. Levanta el coxis en el suelo y coloca un cabezal o almohadas debajo del coxis y relájate. Permanece en esta postura un máximo de ocho minutos y repite si es necesario.

Pose del héroe en descanso

La pose del héroe en descanso alivia las náuseas porque levanta el diafragma lejos del estómago y el hígado. Ve a una posición de rodillas y siéntate con las nalgas entre los talones. Reclina la parte superior del cuerpo hacia atrás lentamente hasta que toda la parte superior del cuerpo quede descansando en el suelo. Permanece en la postura durante un minuto. Puedes usar accesorios de yoga para hacer esta pose más fácil y cómoda.

La pose del ángulo límite

La pose del ángulo límite o bona konasana que se lleva a cabo sentado o recostado puede reducir las náuseas. En la posición de sentado, coloca las plantas de los pies juntas. Trata de llevar los talones lo más cerca posible a la pelvis como te sea posible y sujeta los pies con las manos. Permanece en la postura por un máximo de tres minutos. Para realizar la versión recostado de esta postura, coloca una almohada de yoga por detrás y relaja la parte superior del cuerpo hacia la cabecera.

Poses para evitar

Si experimentas náuseas, trata de evitar las poses de flexión de espalda, en especial las variaciones intermedias o avanzadas. Estas posturas pueden causar o empeorar las náuseas.

Más galerías de fotos



Escrito por grace wathen | Traducido por andrea galdames