Las posturas de yoga más dificiles

El yoga se compone de una amplia variedad de disciplinas y posturas que varían en el grado de dificultad según la persona que lo practica. El yoga es progresivo en tanto uno debe dominar primero las posturas básicas para, luego, pasar a las más más difíciles. No se recomienda hacer prácticas yoga avanzado sin la guía de un profesional para ayudarte. También debes hablar con tu médico antes de intentar algunos posturas, ya que no todas son saludables para todo el mundo. Por ejemplo, se recomienda a las mujeres embarazadas no tratar de hacer la postura del pavo real ya que esta requiere una presión aplicada a la zona abdominal.

Postura del pavo real

Esta postura es muy difícil y los médicos suelen advertir que hay que tener mucho cuidado al intentar hacerla. El sitio web Subodh Gupta dice que la postura sólo debe ser intentada por los profesionales que están en "condición atlética". En esta postura, la mayor parte de tu peso corporal se apoya en las muñecas y los codos. Cuando realizas la postura del pavo real, las palmas están en el suelo y los dedos mirando hacia los pies. Los codos deben estar apoyados contra tu abdomen. A continuación, debes balancear tu cuerpo sobre tus codos, con las rodillas dobladas hacia los lados. Lentamente inclínate hacia adelante mientras extiendes las piernas hacia atrás de modo que queden casi en línea recta sobre el suelo.

Visvamitrasana

YogaJournal.com dice que esta postura es muy avanzada. De hecho, este sitio web dice que la complejidad de la postura puede parecer abrumadora para muchos practicantes de yoga, hasta el punto en que la postura puede parecer imposible. Incluso describirla se vuelve complicado. Comienza con la pierna trasera en posición de parado. El brazo inferior se utiliza como un balanceador mientras que el torso y el brazo superior se encuentran doblados al costado. La pierna delantera se estira hacia el costado mientras mantiene su pie delantero con el brazo delantero.

Postura de la paloma

Esta postura también se llama eka pada rajakapotasana, o el rey paloma con una sola pierna postura IV. Yoga Journal llama a esta postura como una asana de nivel avanzado. El sitio dice que para lograr hacerla hacen falta muchas horas y el dominio de muchas poses antes de la paloma avanzada. Se comienza con una división arqueada del torso hacia atrás, con la cabeza inclinada desde el cuello en toda su extensión. Usa ambas manos para sostener el pie hacia atrás, y lleva el pie hacia arriba sosteniéndolo contra la parte superior de su cabeza.

Postura del árbol hacia abajo

Esta postura implica el equilibrio del cuerpo sobre las manos mientras te encuentras boca abajo con las piernas apuntando hacia afuera. El sitio web de Health Mad informa que hay que dominar varias otras posturas, incluyendo el Halasana y shirashasana, antes de pasar a esta posición. Comienza acostándote boca arriba sobre tu espalda. Mantén las piernas rectas y levántalas hasta que están orientadas hacia el cielo, o en un ángulo de 90 grados respecto del tronco. Levanta la parte posterior para que tus caderas estén alineadas con las piernas. A continuación, utiliza los hombros como un pivote para levantar tu espalda y que todo el cuerpo quede en posición vertical, extendiendo los brazos. Todo el peso del cuerpo reposa sobre las manos. Baja suavemente las piernas para que estén en un ángulo de 90 grados de nuevo con su torso. Puedes usar algo para apoyarte, como una pared. Los profesionales cualificados pueden realizar esta postura sin apoyarse.

Más galerías de fotos



Escrito por chris kinsey | Traducido por sebastian castro