Posturas de yoga para la enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn, un desorden autoinmune de origen desconocido, causa inflamación en la parte interior del tracto digestivo. Los signos y síntomas incluyen dolor abdominal y calambres, diarrea, sangre en las heces, úlceras, reducción en el apetito y pérdida de peso, fatiga, fiebre y desórdenes en la piel. Dependiendo de la severidad de los síntomas, la enfermedad de Crohn puede limitar las actividades diarias y, en algunos casos, amenazar la vida.

Consideraciones

MIentras que el estrés no es la causa de la enfermedad de Crohn, puede empeorar los signos y síntomas, de acuerdo a la página web de Mayo Clinic. El estrés tiene un impacto fisiológico en el sistema digestivo y puede alterar los procesos normales con una producción excesiva de ácido estomacal, digestión lenta y constipación. Las actividades que incluyen ejercicios de relajación y respiración pueden ayudar a que un paciente de Crohn controle el estrés, que puede ayudar a prevenir que estalle, de acuerdo a la página web de Mayo Clinic.

Beneficios del yoga

La práctica de yoga combina ejercicios físicos, conocidos como posturas, con meditación que se concentra en respirar. Las posturas de yoga alivian el estrés mientras que le dan fuerza y tono a los músculos, promueven flexibilidad y dan masaje a los órganos internos. Puedes practicar el aspecto de meditación de yoga, combinándola con posturas en forma de contemplación en movimiento o como una técnica separada independiente para relajar y apaciguar la mente.

Posturas de yoga

Ya que el yoga aumenta el flujo sanguíneo y estimula los órganos internos, una postura doblada, como pararse hacia adelante doblado, o la "ussanasana" mejora la digestión, reduce la fatiga, calma al cerebro y libera estrés, de acuerdo con YogaJournal.com. Para hacer el "uttanasana", comienza con tus dedos grandes del pie tocándose, y tus rodillas ligeramente separadas. Dóblate lentamente hacia adelante, estirando tus manos hacia el piso mientras levantas los huesos con los que te sientas hacia arriba. Puedes encontrar que son útiles las posturas de giro suave, como el "giro Bharadvaja" para combatir síntomas ligados a la enfermedad de Crohn, ya que estimulan los órganos digestivos y mejoran la digestión mientras liberan estrés.

Meditación

Sea que prefieres incorporar meditación en tu práctica de yoga, o simplemente sentarte en silencio, la meditación hace más lenta la respiración, calma la mente y promueve la relajación. Para practicar la meditación con posturas de yoga, centrar tu mente en el movimiento sutil de tu aliento. Al inhalar, sigue tu respiración mientras se mueve a través de las fosas nasales, por la parte de atrás de la garganta y hacia los pulmones. Añade una pausa en la parte más alta de la respiración y repite el proceso al exhalar.

Frecuencia

Practica yoga regularmente, de dos a tres veces por semana, para sentir los efectos del yoga en disminuir la incomodidad asociada con las enfermedades crónicas como la enfermedad de Crohn.

Más galerías de fotos



Escrito por cathleen calkins | Traducido por karly silva