Posturas de yoga para el edema

El edema es una afección en la cual las extremidades, en particular los pies y las piernas, retienen líquidos y se hinchan, lo que provoca una sensación de pesadez y malestar. Si es resultado del embarazo, el síndrome premenstrual o simplemente de un día pesado para tus pies, a menudo el edema se puede aliviar con simples posturas de yoga para contrarrestar la retención de líquidos y aumentar la circulación.

Posturas de pie

Las posturas de pie pueden parecer contrarias a un tratamiento para el edema, ya que es una afección que a menudo empeora por estar mucho tiempo de pie. Sin embargo, el estiramiento y la activación de ciertos músculos de las piernas y los pies puede ayudar a mejorar la circulación, prevenir o contrarrestar el edema, así como afecciones como las venas varicosas. Al realizar posturas de pie como el tadasana o la postura de la montaña, alargas los dedos para estirar la planta del pie, y creas una base amplia en el que colocas el peso del cuerpo y activas los músculos de los pies y los tobillos.

Inversiones

La versión del yoga de "poner los pies en alto", un tratamiento común y muy recomendado para el edema, es el viparita karani o la postura de las piernas levantadas en la pared. Una inversión apoyada parecida pero más pasiva que pararse de hombros, el viparita karani, es una postura eficaz y accesible para aliviar el edema. Para realizar esta postura, utiliza un cojín o varias mantas gruesas para apoyar tu espalda baja y recuéstate en el suelo con el torso perpendicular a la pared y los pies y las piernas contra la pared para crear un ángulo de 90°. Permanece ahí durante cinco o 15 minutos, respira profundamente y mantén las piernas verticales con firmeza, pero relajadas.

Yoga de flujo

Debido a que el edema suele ser el resultado de factores de estilo de vida, como la dieta alta en sodio y la falta de ejercicio, la práctica regular de yoga de purificación activa es una manera de prevenir enfermedades. El yoga de flujo, también conocido como yoga vinyasa, implica realizar una serie de posturas de yoga en un patrón de movimiento continuo. El vinyasa aumenta la frecuencia cardiaca y cambia las posturas estáticas de hatha yoga a un entrenamiento cardiovascular equilibrado. Practicar una serie de posturas de pie y las inversiones en una clase de vinyasa no solo aumentará la circulación, sino que también comenzarás a sudar, y aplazarás la retención de líquidos y la inactividad que conduce al edema.

Advertencias

Las mujeres que están embarazadas o menstruando deben consultar a un instructor de yoga antes de practicar las inversiones o yoga intensa para aliviar el edema. Mientras que el yoga puede ser beneficioso para los efectos secundarios del embarazo y la menstruación, no todas las posturas son seguras o apropiadas para las mujeres en estas condiciones.

Más galerías de fotos



Escrito por l.w. westerfield | Traducido por mayra cabrera