Posturas de yoga para dolor del nervio ciático

La ciática es un síntoma que implica el nervio ciático, que va desde la zona lumbar hacia abajo de cada pierna. Cuando este nervio experimenta presión o daño puede causar dolor y otras sensaciones, generalmente en una pierna. El yoga es una herramienta que puede ayudar a mejorar los síntomas de la ciática, aunque algunas poses podrían causar más daño que alivio. La adopción de la forma adecuada es la clave para obtener beneficios del yoga para el dolor del nervio ciático.

Aprende sobre las causas

Un artículo en el sitio web "Yoga Journal" explica que tu rutina de yoga debe ser personalizada para hacer frente a la causa de la ciática. Debes primero ver a un profesional médico para saber la causa, ya que este síntoma puede deberse a un disco intervertebral herniado o abultado, un síndrome piriforme, un tumor o una lesión en la pelvis. Habla con tu médico acerca de cómo utilizar el yoga como un método de tratamiento. Si lo aprueba, trabaja con un maestro de yoga certificado para un programa de yoga a medida que se enfoca en la causa.

Trabaja en la postura

Si la causa es una hernia de disco o abultamiento, plantea que se centre en la postura, y la mecánica corporal puede ayudar. Una postura básica que mejora la postura es la pose Mountain (Montaña). Ponte de pie con los brazos a los lados. Extiende la cabeza hacia el techo mientras presionas los pies en el suelo. Céntrate en la alineación del cuerpo, deja los hombros hacia atrás y hacia abajo, la cabeza sobre los hombros, los pies rectos y la pelvis recta. También puedes realizar la pose Push the Wall (Pose empuja la pared) y la pose Warrior II (Pose Guerrero II). Para un músculo piramidal de la pelvis estrecho, intenta el Estiramiento del piriforme y la pose del Revolved Triangle (El Triángulo invertido) con una mesa de apoyo.

Flexiona la espalda

Ciertas flexiones de espalda, como la Pose Bow (Pose Inclinada) y la Pose Cobra pueden ser beneficiosas para la ciática, lo que aumenta la circulación a los músculos de la cadera y fortalece la zona lumbar. Sarah Powers, en un artículo en el sitio web "Yoga Journal", recomienda el uso de la pose Locust (Langosta) que implica acostarse boca abajo en el suelo, colocando los brazos a los lados y levantándolos, con el pecho y las piernas fuera del piso. Sarah sugiere una variación al inhalar mientras levantas, manteniendo al exhalar, inhalar de nuevo y separando las piernas, exhalar de nuevo y juntar. Mueve las piernas a lo largo del piso si al levantar te causa dolor de ciática. Lleva a cabo este movimiento cinco veces y luego baja al suelo.

Poses para evitar

Si bien el yoga puede ser capaz de mejorar la ciática, hay algunas actitudes que debes evitar. Estas incluyen sentarse inclinado hacia adelante como en la pose Seated Forward Bend ( Sentado inclinado hacia adelante). Al realizar flexiones de pie hacia adelante, dobla las rodillas para ayudar a la pelvis a rotar hacia adelante y evitar desencadenar la ciática. También debes evitar cualquier pose que agrave los síntomas de ciática o utiliza modificaciones en las poses.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon therien | Traducido por andrea galdames