Posturas de yoga y chakras

Muchas tradiciones del este, como la acupuntura, el shiatsu, el tai chi y el yoga, funcionan con la teoría de los chakras o los centros de energía. En el artículo Asanas para el sistema de chakras, publicado por el Yoga Journal (Periódico de yoga), la autora Barbara Kaplan Herring explica que cada uno de los siete chakras está asociado con determinadas funciones del cuerpo y cuando un chakra se vuelve excesivo o deficiente, hay un desequilibrio en el cuerpo. Comprender el sistema de chakras y el efecto que puede tener en tu cuerpo te permitirá enfocarte en la práctica de posturas que equilibren ciertos chakras.

Chakra raíz

El chakra uno está en la base de tu columna. Está asociado con los sentimientos de estar establecido y con la seguridad. Herring dice que los grandes cambios de tu vida como una gran mudanza o los viajes pueden causar una deficiencia en el chakra raíz, resultando en ansiedad, miedo e inseguridad. Las posturas de yoga que estimulan o abren el chakra raíz incluyen las posturas en las que debes sentirte establecido, como la postura de la montaña o cualquier otra postura de equilibrio. Herring también recomienda posturas restauradoras como el ángulo de reclinación, el cadáver apoyado y la posición del niño con apoyo para animar la sensación de rendirse a la gravedad.

Chakra del sacro

El chakra dos está ubicado debajo de tu ombligo, afectando tus caderas, el sacro, la baja espalda y los genitales. Herring dice que este chakra está conectado a tu sexualidad, las emociones y el sentido de la intimidad. Una deficiencia puede manifestarse a través del miedo al placer, la resistencia al cambio y la incomodidad en la baja espalda y las caderas. Las posturas de yoga que abren las caderas y la zona de la ingle, como el ángulo de lazo, la paloma y la posición en cuclillas, estimularán el chakra del sacro.

Chakra del plexo solar

El tercer chakra está ubicado debajo del esternón y detrás del estómago. Incluye la autoestima, el ego y el poder, así como la digestión y el metabolismo. Las posturas de yoga energizantes o potenciadoras ayudarán a estimular el tercer chakra si hay una deficiencia que resulta en desórdenes alimenticios, una autoestima baja y problemas digestivos. Herring sugiere practicar saludos al sol y fortalecedores abdominales como la posición del bote, del guerrero o giros. Para calmar un tercer chakra excesivo, que puede resultar en furia, perfeccionismo y odio, Herring sugiere inclinaciones de banco pasivas para calmar la zona abdominal.

Chakra del corazón

El cuarto chakra está detrás del esternón y es el centro del sistema de chakras. Éste está asociado con el amor, la compasión y la espiritualidad. Cuando este chakra es deficiente, tendrás sentimientos de timidez y soledad, mientras que la codependencia, los celos y se posesivo son señales de un chakra del corazón demasiado activo, dice Herring. Para simular un chakra del corazón deficiente, realiza posturas de yoga que incluyan estiramientos desde el pecho y los hombros como la cobra, el perro mirando hacia arriba y otras inclinaciones de espalda.

Chakra de la garganta

El chackra cinco está en la V de tu cuello y está asociado al cuello, la garganta, la mandíbula y la boca. Un chakra de garganta deficiente se manifestará a través de rigidez en el cuello, tensión en los hombros, una tiroide poco activa y una resistencia a la comunicación, mientras que una dificultad para escuchar y hablar en exceso y una tiroide demasiado activa están relacionadas a un tercer chakra excesivo, dice Herring. Las posturas de yoga que trabajan para balancear el chakra de la garganta incluyen la postura del camello, pararse de hombros y la posición del arado.

El tercer ojo

El sexo chakra está sobre tus ojos en el centro de tu frente. Está asociado a la intuición, el autoconocimiento y el desinterés. Un sexto chakra muy activo puede causar dolores de cabeza, alucinaciones, pesadillas y dificultades para concentrarse, mientras que la falta de memoria y las dificultades para ver pueden indicar una deficiencia, dice Herring. Las posturas de yoga que aplican presión en el tercer ojo, como las inclinaciones apoyadas hacia adelante o la posición del niño, pueden estimular este chakra. Además, las posturas que dirigen el foco al tercer ojo, como la postura del águila, también ayudarán a equilibrar el chakra.

Chakra de corona

El séptimo chakra está en la parte superior de tu cráneo y está asociado al autoconocimiento y la conexión con un ser superior. Un chakra de corona demasiado activo puede manifestarse como sentimientos o superioridad espiritual o siendo demasiado intelectual, mientras que el escepticismo, el materialismo y la apatía podrían indicar una deficiencia. La meditación es buena para equilibrar este chakra, dice Herring. Las posturas utilizadas en meditación incluyen la postura del cadáver y de loto.

Más galerías de fotos



Escrito por elaine wiltshire | Traducido por sebastian castro