Posturas de yoga para alivio de la acidez

Una práctica regular de yoga puede aliviar los síntomas de desorden digestivo como reflujo y acidez. La acidez es síntoma de reflujo. De acuerdo con Mukunda Stiles, autor de "Ayurvedic Yoga Therapy (terapia ayurvédica de yoga)", los ataques de indigestión, reflujo y ardor después de comer significa que tienes "demasiado fuego digestivo". Para extinguir el fuego, necesitas posturas de yoga como inversiones y flexiones hacia atrás, que enfrían tu sistema.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Una pared
  • Bloque de yoga

Instrucciones

    Postura de puente con apoyo

  1. Recuéstate sobre tu espalda. Coloca las plantas de tus pies en el piso y flexiona tus rodillas. Tus piernas deben estar a la distancia entre las caderas. Siente que la parte alta y baja de la espalda se conectan completamente con la estera de yoga. Respira por tres a cinco veces.

  2. Agarra tu bloque de yoga. Levanta tus caderas y desliza el bloque justo bajo tu sacro (la base de la columna). Relaja tus caderas sobre el bloque. Trae tus brazos a los lados con los muslos y tus palmas hacia arriba. Mantén la parte baja de la espalda, hombros y pies presionados contra el piso. La altura del bloque de yoga varía, así que experimenta con la más baja y más alta para saber cuál es más cómoda.

  3. Sostén esta postura por 40 segundos. Remueve el bloque bajo de ti y baja tus caderas de nuevo al piso. Esta postura eleva tu diafragma para liberar tu estómago del peso, lo que es el mejor remedio para los desórdenes digestivos, según Stiles.

    Postura de piernas sobre la pared

  1. De frente a la pared con tus pies contra ella. Recuéstate sobre tu espalda y coloca tus piernas rectas sobre la pared. Trae tu trasero tan cerca de la pared como sea posible. Reposa la parte alta de la espalda y el cuello en el suelo completamente. Tu cuerpo simula una forma de "L".

  2. Coloca tus brazos en "T" hacia afuera y flexiona los codos a 90 grados. Tus palmas hacia el techo y descansa los antebrazos sobre el piso. Amplía tus piernas a la distancia entre las caderas, flexiona tus pies e imagina pararte sobre el techo. Cierra los ojos y permanece en esta postura por cinco minutos.

  3. Siente tus piernas liberar la tensión después de un par de minutos descansando en esta postura. De acuerdo con Stiles, las inversiones como ésta permiten que los órganos abdominales tengan un "rompimiento y aumento del flujo sanguíneo del área", lo que ayuda a los problemas digestivos.

Consejos y advertencias

  • Usa la inhalación y exhalación de yoga por tu nariz.

Más galerías de fotos



Escrito por desiree mckenzie | Traducido por arcelia gutiérrez