Postura de yoga para el vértigo

El vértigo es la sensación de que tú o tu mundo giran y provoca que te sientas mareada y desequilibrada. Para muchas personas, el vértigo ocurre de forma esporádica y con poca frecuencia. El vértigo es normalmente un problema del oído interno derivado de acumulación de calcio, de líquido o incluso un virus. El vértigo también puede ser causado por lesiones de cabeza o cuello y jaquecas. Si sufres de vértigo, el yoga, especialmente el restaurador, puede ayudarte a sentirse equilibrada y conectada a tierra.

Modificación de las posturas comunes

Antes de comenzar cualquier rutina de ejercicios, debes discutir acerca de tu vértigo con el médico. Si sientes vértigo de vez en cuando, hay algunas modificaciones en las posturas comunes de yoga que te mantendrán a salvo en caso de sentir vértigo durante la práctica. En primer lugar, practica cerca de una pared las posturas de estabilidad y equilibrio. En posturas de flexión hacia adelante asegúrate de pararte o sentarte despacio. Además, ten en cuenta la colocación de tu cuello. Evita mirar hacia arriba a tu brazo en posturas como el triángulo o el ángulo lateral. En vez de eso, mira hacia adelante. Además, las posturas en las que debes flexionar el cuello y las posturas de flexión invertida podrían causarte mareo. También podrías evitar o modificar posturas como el arado, parada de hombros y puente, ya que pueden presionar sobre tu cuello. Nunca contengas la respiración. Si el vértigo persiste, interrumpe la práctica y entra en la pose de niño.

Postura del niño con apoyo

Si estás en medio de un acceso de vértigo, intenta poses de yoga restaurador. La postura del niño con apoyo ayuda a aliviarlo. Para esta postura necesitarás el apoyo de una almohada o de dos a tres mantas dobladas. Comienza en una posición de rodillas. Toma las rodillas con firmeza y coloca una almohada o varias mantas apiladas entre ellas. Dobla el tronco sobre la parte superior de este soporte provisional. Asegúrate de que tu cuello esté en una posición neutra y cómoda. Si te duelen las rodillas en esta postura, arrodíllate sobre una manta doblada y trata de colocar una manta enrollada entre las pantorrillas y los muslos. Mantén esta postura no más de cinco minutos.

Postura de piernas sobre la pared

La postura de piernas sobre la pared pueden ayudara eliminar el vértigo, ya que tiene efectos calmantes sobre la mente y además puede ayudar en caso de migraña. Las variaciones de esta postura requieren de un apoyo para elevar tus caderas. Sin embargo, si sufres de vértigo, debes evitar elevar las caderas debido a la posición potencialmente incómoda de tu cuello. Practica esta postura con las caderas en el suelo. Para entrar a la postura, siéntate con la cadera contra la pared. Trabaja para rodar sobre tu espalda, colocando las piernas sobre de la pared. Relaje tus manos a los costados. Mantén la postura de cinco a 10 minutos.

Postura de mariposa

La postura de mariposa en ángulo induce a la relajación y combate el estrés. Los efectos de centrado de esta postura pueden ayudar a aliviar la sensación de vértigo. Para esta postura necesitarás dos mantas. Para comenzar, acuéstate boca arriba con las rodillas dobladas y los pies en el pisa. Junta las plantas de los pies y permite que tus piernas se abran a los lados. Coloca dos mantas bien enrolladas debajo de cada rodilla como apoyo. Relaja tus manos a los costados. Permanece en esta postura no más de 15 minutos. Esta postura también se puede hacer apoyándote sobre una almohada o una pila de mantas.

Más galerías de fotos



Escrito por shawnee randolph | Traducido por sergio mendoza