La postura y la frecuencia cardíaca

La postura es la posición en la que mantienes el cuerpo erguido contra la gravedad mientras estás de pie, sentado o acostado, según Cleveland Clinic. La frecuencia cardíaca es la medición de la cantidad de veces que el corazón se contrae o late en un minuto. Tu postura tiene un efecto sobre la frecuencia cardíaca. En términos de una posición corporal acostado, sentado o de pie, estar de pie producirá una mayor frecuencia cardíaca, mientras que una posición acostada producirá una frecuencia cardíaca más baja. Además, las enfermedades crónicas y los hábitos posturales equivocados también pueden aumentar tu ritmo cardíaco.

Medición del ritmo cardíaco

Puedes medir tu ritmo cardíaco contando tu pulso durante un minuto. Los mejores lugares de tu cuerpo para medir el pulso son o bien en la carótida o las arterias radiales. Para contar tu pulso utilizando la arteria carótida, coloca dos dedos de una mano ligeramente a un costado de tu cuello junto a la laringe. Para contar tu pulso utilizando la arteria radial, coloca dos dedos en la muñeca en la parte interna del brazo.

Posición postural y frecuencia cardíaca

Puedes llevar a cabo un sencillo experimento para medir el efecto que tiene la postura sobre tu ritmo cardíaco. Acuéstate durante tres minutos, luego mide tu pulso. Siéntate durante tres minutos y mide tu pulso. Por último, quédate de pie durante tres minutos y mide tu pulso. Deberás obtener la frecuencia cardíaca más alta durante la posición final de pie.

Razones

Cuando estás acostado, es mucho más fácil para el corazón bombear la sangre hacia todo el cuerpo, lo que resulta en una menor frecuencia cardíaca. Esto en contraste con una posición de pie, donde tu corazón debe vencer la gravedad con el fin de bombear la sangre hacia la parte superior del cuerpo y el cerebro.

Qué afecta la frecuencia cardíaca

La fuerza y ​​la flexibilidad de los músculos posturales de la parte superior de tu espalda y el pecho deben ser equilibradas para que puedas respirar normalmente. Por ejemplo, si tus pectorales mayores, que son grandes músculos ubicados en la parte frontal del tórax, están excesivamente desarrollados y demasiado contraídos en comparación con los músculos de la parte superior de la espalda, es posible que tengas una mala postura y respires superficialmente, según Wavelength.com. Una respiración superficial hace que el corazón bombee más rápido con el fin de recibir una cantidad adecuada de sangre oxigenada para distribuirla al cuerpo. La ansiedad y el estrés también pueden hacer que tus músculos del pecho se contraigan y la frecuencia cardíaca se eleve.

Defectos posturales crónicos

Los defectos posturales crónicos pueden afectar negativamente tu postura. De acuerdo con Stanford Hospital and Clinics, la escoliosis es una curvatura de la columna vertebral y puede aparecer en cualquier parte de la columna vertebral. Dicha condición puede provocar problemas respiratorios. La cifosis, a veces llamada joroba, es una curva anormal en la parte trasera de la región torácica de la columna vertebral y también puede ser la causa de problemas respiratorios y un aumento en la frecuencia cardíaca, de acuerdo con Spine Institute of New York.

Más galerías de fotos



Escrito por david bedard | Traducido por priscila caminer