La postura correcta para bajar por las escaleras

Las mecánicas del cuerpo correctas son muy importantes en el día a día. Debes apuntar a mantener una postura correcta cuando te sientas, paras, caminas y subes escaleras para minimizar posibles lesiones a las articulaciones y músculos del cuerpo. Educarte a ti mismo acerca de la postura correcta para sentarse, pararse y caminar por escaleras puede ayudar a mantenerte activo y reducir la posibilidad de huesos rotos o lesionarte de manera que puedas quedar discapacitado permanentemente.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Párate en la parte superior de las escaleras con tu cuerpo parado en la postura correcta. Deberías poder dibujar una línea recta imaginaria a través de tu cuerpo que incluiría estos puntos: la corona de la cabeza, el cuello, el hombro, la cadera, la rodilla y el talón. Estos puntos deberían hacer una línea recta si estuvieras mirando a tu cuerpo de lado en un espejo. Mantén esta posición mientras bajas las escaleras asegurándote que tu cabeza esté derecha, tus hombros estén juntos y tu mentón y abdomen estén metidos hacia el centro de tu cuerpo.

  2. Cuenta el número de escalones en la escalera. Saber cuántos escalones necesitas bajar te ayudará a mantener la línea de visión apuntando hacia adelante, manteniendo tu cuerpo en buena postura. Si debes mirar hacia abajo, mira rápidamente, pero evitar caminar por todo el largo de escaleras mientras miras a tus pies. Esto curvará tu espina dorsal y puede resultar en dolores de espalda. Baja por las escaleras mientras miras directamente hacia adelante, contando cada paso que das hasta que llegues a la parte inferior.

  3. Toma la baranda con una mano. La función de la baranda es ayudar a evitar que te caigas si pierdes tu balance mientras estás en las escaleras. Según la National Osteoporosis Fundation, no debes utilizar la baranda para llevarte hacia arriba y abajo de las escaleras, sino que debes apoyar tu mano ligeramente para darte estabilidad a ti mismo.

  4. Apunta tus pies en la dirección a la que estarás caminando, asegurándote que apuntan en la misma dirección. Tus pies deben quedar paralelos mientras bajas por escaleras. Es importante ubicar tu pie de forma plana en el escalón antes de levantar el pie trasero y bajarlo hacia el próximo paso para evitar tropiezos o caídas por las escaleras .Todo tu pie debe estar en el escalón antes de que comiences a dar otro paso.

  5. Párate en la primer escalera, y luego pisa con el otro pie hacia el siguiente escalón en la escalera. Si los pasos son demasiado grandes o no te sientes lo suficientemente estable, puede que elijas colocar un segundo pie en el mismo escalón que el primero antes de pasar al próximo aspo.

Consejos y advertencias

  • Pisa con la pierna lesionada primero si estás bajando escaleras con una pierna lastimada. Ubica la pierna no lastimada en el mismo escalón que la pierna lesionada antes de dar un segundo paso.
  • No intentes bajar escaleras con tus manos ocupadas. Siempre debes tener una mano en la baranda en caso de que te patines o comiences a caer.

Más galerías de fotos



Escrito por sari hardyal | Traducido por pablo andrizzi