La postura correcta para dormir para las personas con escoliosis

Aunque tu espina se curva naturalmente, esta se dobla en lugares que no debe si sufres de escoliosis. Cuando la espina rota, gira o se dobla debido a la escoliosis puedes experimentar síntomas como una cadera u hombro más alto que el otro. Normalmente diagnosticada durante la adolescencia, la escoliosis es producto de un desorden congénito, una condición nerviosa o de una causa desconocida. Si has sido diagnosticado con escoliosis, encontrar la posición correcta para dormir puede ayudarte a aliviar el dolor.

Concepto erróneo

La posición incorrecta para dormir o la mala postura no causan escoliosis, de acuerdo al Texas Scottish Rite Hospital. Aunque la escoliosis puede hacer que dormir sea algo incómodo debido a la curvatura anormal de la espina, la manera en que duermas puede empeorar la condición. Sin embargo, adoptar una mejor postura puede ayudarte a aliviar algo del dolor relacionado con tu escoliosis.

Posición de la curva torácica

Una curva en la espalda superior o espina torácica es uno de los tipos de escoliosis más comunes, de acuerdo al Texas Scottish Rite Hospital. Esta escoliosis tiende a doblarse a la derecha. Para aliviar la presión de esta área quizá desees dormir sobre tu espalda con una toalla o una almohada alargada metida por debajo de tus omóplatos, además de la almohada estándar debajo de tu cabeza, para quitar la presión de tu espalda. Si duermes de lado, utiliza una almohada de cuerpo metida entre tus piernas para abrir el canal espinal. Pon una toalla enrollada o una almohada pequeña sobre tu caja torácica superior para corregir la curvatura anormal de la espina. Evita dormir sobre tu estómago ya que esa posición puede distorsionar temporalmente tu espalda y cuello, causándote dolor por la mañana.

Posición para la curva lumbar

Otra área común donde ocurre la escoliosis es la espina baja conocida como la región lumbar. Para una curva de escoliosis de este tipo prueba diferentes posiciones con una toalla enrollada directamente por debajo o justo por encima de tu espalda baja. También querrás colocar una almohada pequeña por debajo de tu cuello, además de la almohada usual debajo de tu cabeza. Prueba colocar las almohadas en diferentes posiciones antes de dejarlas debajo de tu cuerpo durante toda la noche.

Precauciones

Consulta con tu doctor antes de agregar almohadas o dispositivos para manipular tu espina mientras duermes, ya que algunas formas de escoliosis pueden afectar los nervios de la medula espinal. Asegúrate de no disminuir el flujo de sangre y fluido espinal a través de tu posición. Si la curva de tu espalada o los síntomas relacionados son severos, un terapeuta puede ayudarte dándote ciertas recomendaciones relacionadas a las posiciones para dormir para tu propia curvatura de espalda.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel nall | Traducido por alejandra rojas