Postres bajos en grasas para adolescentes

Entre 1980 y 2008, el número de obesos de 12 a 19 años de edad aumentó de 5 por ciento al 18 por ciento, según los centros para el Control y la prevención. En lugar de bocadillos procesados, cargados de calorías en su casa, ayuda a tu hijo adolescente disfrutar de algunos postres caseros, bajos en grasa. Varios postres se crean fácilmente por un adulto o adolescente en menos de una hora.

Pudín bajo en grasas

Ayudar a tu hijo adolescente a crear un pudín rápido, bajo en grasa en tu cocina. Para crear el postre decadente, bajo en grasas y bajo en calorías, combinan una mezcla de leche descremada y un sustituto del azúcar en una cacerola mediana. Hierve la mezcla a fuego medio antes de combinarlo con fécula de maíz y cacao en polvo o un polvo de fresa orgánica, que está disponible en las tiendas naturistas. Regresar la mezcla de la estufa y llévala a hervir a fuego medio y continúa removiendo hasta que espese. Deje que la mezcla se enfríe y dásela a tu adolescente para que la pruebe. Si el sabor no es lo suficientemente intenso, agrega más polvo de cacao o fresa. Sirve el postre bajo en calorías tibio o frío.

Sorbetes caseros

Sáltate el convite comprado y alienta a tu adolescente a preparar tu propia versión de sorbetes caseros. Para crear el convite simple, combina una mezcla de fresas frescas o congeladas, arándanos o frambuesas y un sustituto de azúcar en un tazón grande. Haz que la mezcla se asiente durante 10 minutos, lo cual ayuda al sustituto de azúcar a descomponer las bayas, antes de transferirlas a una licuadora o procesador de alimentos. Si tienes una máquina para hacer helado, adelántate y utilízala de acuerdo a las instrucciones del envase. Si no, crea un sorbete colocando las bayas mezcladas, jugo de limón y una pizca de sal dentro de un tazón frío y resistente al congelador. Coloca el recipiente en el congelador y controla hasta que se formen cristales de hielo. Vuelve a congelar continuamente y revuelve la mezcla hasta que alcance la consistencia deseada de tu hijo adolescente.

Pizza de frutas

Los adolescentes y pizza van de la mano, utiliza esta comida tradicionalmente poco saludable como la inspiración para un postre bajo en grasa para tu hijo adolescente y toda la familia. Crea una masa para galletas de azúcar baja en calorías mediante la combinación de un sustituto del azúcar, baja en sal mantequilla, huevo, bicarbonato y harina. Presiona la masa sobre una bandeja de galletas o pizza y déjala cocer al horno hasta que estén ligeramente dorada. Retira la corteza del horno y deja que se enfríe antes de cubrir la gran galleta con una mezcla de queso crema sin grasa y sustituto del azúcar. Corona tu pizza con las frutas y bayas favoritas de tu adolescente, tales como plátanos en rebanadas, fresas, uvas, arándanos o kiwi y disfruta.

Barras de granola bajas en grasa

El postre no siempre necesita ser disfrutado después de la cena. Crea un postre saludable que tu adolescente pueda disfrutar en la escuela o después de la práctica de baloncesto combinado con una mezcla de huevos blancos, queso panela, canela, avena y los frutos secos y nueces favoritas de tu adolescente, tales como pasas o nueces. Revuelve hasta que se incorporen bien antes de separarse de la mezcla en una charola engrasada y hornea hasta que estén doradas. Permite que las barras se enfríen completamente antes de cortar y servir. Almacena las barras en un recipiente hermético durante no más de una semana.

Más galerías de fotos



Escrito por jaimie zinski | Traducido por valeria garcia