Postres bajos en grasa hechos con relleno para tarta

El relleno para tarta ya sea enlatado o casero es un ingrediente versátil que puede utilizarse para hacer una variedad de postres, no está limitado solo a las tartas. Pero con varias personas intentado comer más saludable, quizá estés en busca de opciones deliciosas bajas en grasa para un bocadillo después de la cena. Con el relleno para tarta (fruta o pudín) como el ingrediente clave, hay bastantes maneras en que puedes recortar las grasas y las calorías, y elevar el valor nutricional de tu postre.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Fruta fresca
  • Cuchillo afilado
  • Tazón grande
  • Sustituto de azúcar
  • Miel
  • Harina integral
  • Jugo de limón
  • Canela (cinnamon)
  • Extracto de almendra
  • Nuez moscada (nutmeg)
  • Sal
  • Maicena
  • Olla
  • Mezcla de pudín sin azúcar
  • Leche baja en grasa
  • Harina integral para pastelería
  • Harina de linaza
  • Levadura en polvo
  • Mantequilla
  • Agua fría
  • Rodillo
  • Envoltura plástica

Instrucciones

  1. Haz un relleno de manzana fresca al cortar las manzanas en rodajas finas y combínalas con el sustituto de azúcar, la miel, la harina integral, el jugo de limón y la canela.

  2. Pela y corta unos melocotones (peaches) en rodajas finas y mézclalos con jugo de limón y extracto de almendra. Agrega la harina integral, el sustituto de azúcar, la canela, la nuez moscada y la sal y mézclalo hasta que los melocotones estén cubiertos uniformemente.

  3. Cocina unas cerezas (cherries) frescas o congeladas hasta que hayan perdido algo de sus jugos y luego vierte el sustituto de azúcar, maicena y extracto de almendra. Continúa cocinándolo a fuego bajo hasta que haya espesado y deja que enfríe antes de utilizarlo.

  4. Compra un relleno para tarta comercial sin azúcar en el supermercado para una opción de postre instantáneo.

  5. Mezcla la leche baja en grasa con una mezcla de pudín sin azúcar, para crear un delicioso relleno para tarta. Utiliza un batidor de alambre para mezclar el pudín con la leche y luego colócalo en la refrigeradora para que se enfríe por varios minutos hasta que se fije.

  6. Combina la harina integral para pastelería con el sustituto de azúcar, harina de linaza, canela, levadura en polvo, mantequilla fría y agua fría para crear una corteza de tarta saludable. Mezcla los ingredientes secos por completo y luego corta la mantequilla con un cortador para pastelería o utiliza un procesador de comida, para crear una mezcla con grumos. Agrega el agua fría lentamente hasta que la masa empiece a separarse de los bordes del tazón.

  7. Divide la masa para dos cortezas de tarta y luego aplánala con 1 pulgada de grosor y envuélvela en plástico y refrigérala por cerca de una hora. Retírala de la refrigeradora y desenvuélvela dejando que repose a temperatura ambiente por cerca de 10 minutos. Aplánala con media pulgada de grosor antes de utilizarla.

Consejos y advertencias

  • El relleno de manzana y el de melocotón pueden cocinarse y enfriarse antes de utilizarlos. Utiliza fruta o pudín para tarta como base para diferentes postres, no solo para las tartas. Prueba un parfait de pastel de queso con cereza, haciéndolo al alternar capas de relleno para tarta de cereza y pudín bajo en grasa con sabor a pastel de queso. Cúbrelo con ralladura de chocolate oscuro para más sabor, elegancia y un toque de antioxidantes. Revuelve un relleno de fruta con fruta seca, como pasas o arándanos (cranberries), cúbrelo con granola y hornéalo para crear una fruta crujiente deliciosa y baja en grasa. Utiliza pudín de chocolate que hayas combinado con crema batida sin grasa para crear un mousse ligero y cúbrelo con más crema batida sin grasa, para crear un parfait de mousse de chocolate.

Más galerías de fotos



Escrito por perry miller | Traducido por alejandra rojas