Posiciones de yoga para desaparecer el dolor de cuello y hombros

Practicar yoga de manera constante tiene muchos beneficios terapéuticos y para la salud, incluyendo la pérdida de peso, un mejor estado físico y manejo del dolor. Si tienes dolor crónico en cuello y hombros, hay posiciones específicas de yoga que pueden ayudarte con los síntomas de una manera natural, no invasiva y gentil en la privacidad y conveniencia de tu hogar.

Posición del niño

Esta pose, formalmente conocida como Balasana, es una de las más sencillas para aliviar el dolor de cuello y hombros. Comienza por arrodillarte en el suelo con tus pies tocándose y tus rodillas abiertas a la altura de tu cadera antes de sentarte sobre tus talones. Mientras exhalas, lentamente baja tu torso hacia el suelo hasta que te recargues entre tus muslos y rodillas. Coloca tus brazos hacia atrás, hacia tus pies con tus palmas hacia arriba, estira tu cuello hacia enfrente antes de colocar tu frente sobre el suelo y relaja tus hombros para que se hagan hacia el piso. Esta es una posición de descanso, así que el Yoga Journal recomienda sostenerla por lo menos 5 minutos mientras respiras profundamente.

Postura de vaca y gato

Las posturas de vaca y gato, respectivamente Bitilasana y Marjaryasana, se pueden hacer por separado, pero muchas veces se hacen juntas en un movimiento continuo. Para empezar con la pose de vaca, descansa sobre tus manos y rodillas con tu espalda en una posición neutral y tu cuello alineado de manera que mires hacia el suelo. Con una inhalación, levanta tu pecho y glúteos hacia el techo, levanta tu cabeza para ver hacia el frente y deja que tu estomago caiga. Mientras exhalas, regresa a la posición neutral o pasa de inmediato a la posición de gato redondeando tu columna hacia el techo y bajando tu cabeza hacia el suelo. No sobre extiendas tu cuello, tu barbilla no debe tocar el cuello. Haz estas posturas varias veces para estirar y calentar tu cuello, hombros y columna.

Posición delfín

De acuerdo con Yoga Journal, la posición del delfín abre los hombros mientras fortalece tus brazos, piernas y centro. Comienza sentándote en tus rodillas e inclinándote hacia adelante para que tus manos y antebrazos estén sobre el suelo con tus palmas viendo hacia abajo. Lentamente levanta tu rodillas del suelo mientras exhalas, levantando tu coxis hacia el techo y presionando sobre tus antebrazos en el suelo. Mantén tu rodillas ligeramente dobladas si no eres lo suficientemente flexible como para estirarlas por completo, no dejes que la cabeza caiga sobre suelo sosteniendo tu peso. Mantén la posición hasta por un minuto antes de doblar tu rodillas hacia el suelo.

Consideraciones

El yoga es considerado un ejercicio y terapia de bajo riesgo, de acuerdo al National Center for Complementary and Alternative Medicine; sin embargo, nunca sostengas una posición que te cause dolor o espasmos. De ser posible, ve a una clase para principiantes donde un instructor certificado pueda corregir y modificar tus posturas dependiendo de la severidad y ubicación del dolor en tus hombros y cuello. También puedes comprar videos de yoga terapéuticos que se enfocan por completo en el cuello o en los hombros.

Más galerías de fotos



Escrito por ann jamerson | Traducido por mariana groning