Posiciones para dormir y la salud

Los seres humanos pasan un tercio de sus vidas durmiendo. La publicación "Your Guide to Healthy Sleep" (Tu guía para un sueño saludable) de National Institutes of Health describe cómo este tiempo es necesario para que el cerebro reafirme el aprendizaje, la memoria y cree nuevas ideas. Las posiciones incomodas para dormir pueden afectar la calidad del sueño de una persona y agravar los problemas de salud, como el dolor de cuello y de espalda. Los problemas ocasionados por las posiciones al dormir a menudo pueden ser corregidos cambiando las posiciones.

Posiciones para dormir

Chris Idzikowski, director de Edinburgh Sleep Centre en Reino Unido, ha estudiado las posiciones que las personas asumen cuando comienzan a dormir. 69 por ciento de los ciudadanos británicos que estudió, dormían sobre su costado; el 13 por ciento dormía sobre su espalda; y el 7 por ciento dormía sobre sus estómagos. El restante 11 por ciento de esta prueba reportó que sus posiciones variaban frecuentemente cuando se empezaban a dormir o que no sabían cuáles eran sus posiciones iniciales. Solamente el 5 por ciento del estudio dormía en posiciones diferentes cada noche.

Efectos para la salud

Idzikowski sugiere que dormir sobre tu espalda puede causar que ronques y que interrumpas tu sueño. El sostiene que dormir sobre tu estómago es bueno para la digestión. El Dr. John S. Gillick, un especialista en sueño y fibromialgia que es profesor de medicina interna en University of California en San Diego, tiene una opinión diferente. En una publicación sobre las posiciones al dormir, "Sleep Smart" (Duerme inteligentemente), él argumenta que las personas nunca deben dormir sobre sus estómagos porque pueden dañar sus hombros y ocasionar dolor de espalda. Gillick cree que dormir sobre el costado o sobre la espalda son las mejores posiciones.

Corrigiendo las posiciones para dormir

En "Sleep Smart" Gillick muestra a través de innumerables ilustraciones, cuáles posiciones para dormir funcionan mejor y cómo cambiar una posición. Gillick reconoce que cambiar una posición para dormir es difícil porque usualmente es un hábito profundamente enraizado; pero argumenta que colocar almohadas en ángulos estratégicos para sostener el cuerpo en una nueva posición, las posiciones más saludables se pueden volver permanentes y cómodas.

Dormir sentado

Para las personas que no pueden dormir completamente tendidas debido al asma, daños, cirugías recientes u otras condiciones médicas, varios sitios web proporcionan almohadas especiales para ayudarles a dormir sentadas. La sección Pillows and Wedges for Recovery Comfort (Almohadas y cuñas para el confort durante la recuperación) del sitio web Make Me Heal ofrece una variedad de almohadas para personas que duermen en posición vertical en la cama o durante viajes largos. Las almohadas inicialmente fueron vendidas a pacientes de cirugías, pero pueden ser usadas por personas con otras condiciones médicas.

Ayuda para dormir

Si un cambio en la posición al dormir no alivia rápidamente la baja calidad del sueño o los síntomas físicos durante el día, consulta con un doctor; algunos problemas de insomnio o dolor durante el día son señales de de otras enfermedades, como la depresión y la apnea del sueño. Pero nadie debe preocuparse por tener una buena noche de sueño al final. Con persistencia, las personas pueden descubrir las posiciones que son mejores para ellas.

Más galerías de fotos



Escrito por robin elizabeth margolis | Traducido por maria del rocio canales