Posiciones para amamantar para las mujeres obesas

Las mujeres obesas son menos propensas a amamantar a sus bebés, según un artículo de 2011 publicado en el "Diario de la Salud Materno-Infantil." Si has decidido que la lactancia materna es lo adecuado para ti y tu bebé, has hecho una sabia decisión. Según la American Academy of Pediatrics, la lactancia materna es la mejor manera de alimentar a los bebés. La obesidad, sin embargo, puede ponerse en el camino de la lactancia materna normal, por lo que encontrar posiciones adecuadas y confortables es la clave para tu éxito.

Pelota de futbol

Sostener al bebé como pelota de futbol es opuesto a la posición de acunado tradicional en las que se sostiene al bebé sobre el pecho y el estómago, manteniendo la cabeza levantada con tu brazo. En cambio, la pelota de fútbol requiere que coloques la boca de tu bebé en tu pecho, manteniendo su cuerpo y las piernas hacia el lado opuesto de tu pecho y estómago. De acuerdo con MayoClinic.com, esta es una buena posición para las mujeres con los pechos grandes, como la mayoría de las mujeres obesas tienen. También es más cómodo si una mujer obesa tuvo un parto por cesárea.

Sostener de lado

Sostener de lado requiere que te acuestes de costado y des el pecho a tu bebé mientras se encuentra junto a ti con el rostro hacia el pecho. Mantén a tu bebé cerca y sostenlo, colocando tu mano en su espalda. Esta es una buena posición para amamantar para las mujeres obesas porque sus estómagos no se interponen en el camino del bebé que está lo suficientemente cómodo para amamantarse eficazmente. También es más cómodo para las mujeres con senos grandes.

Acunado cruzado

El acunado cruzado es similar a la posición de acunado tradicional, pero no está utilizando tu brazo para apoyar la cabeza del bebé, de acuerdo con KidsHealth. En su lugar, utiliza un brazo para sostener la mama durante el uso de tu brazo opuesto para sostener a tu bebé. Por ejemplo, el brazo derecho sostendrá tu pecho derecho mientras que tu brazo izquierdo sostiene a tu pequeño. La parte trasera del bebé debe ser ubicada cómodamente en tu codo. Esta posición te permite tener control sobre dónde tu bebé descansa mientras lo alimentas, que puede ser útil para las mujeres obesas, especialmente aquellas con grandes pechos.

Consejos y consideraciones

Puedes enrollar una toalla y colocarla debajo de tus pechos mientras estás amamantando, recomienda Marsha Walker, autora de "Breastfeeding Management for the Clinician: Using the Evidence." Esto proporciona un apoyo adicional, que puede hacer que sea más fácil para tu bebé alimentarse. Walker también advierte que tomes medidas para evitar que tu mama de apoye en la cara de tu bebé, lo que puede llevarlo a la asfixia. Incluso si tienes un comienzo difícil con lactancia materna, continúa haciéndolo. Las mujeres obesas que dan el pecho a menudo son capaces de quemar significativamente más calorías que las mujeres que alimentan con leche artificial, según Walker. Los bebés que se amamantan tienen menos probabilidades de ser obesos en el futuro.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por natalia pérez