Posición de las rodillas al hacer el "swing" en el golf

La movilidad en la articulación de la rodilla posibilita una gran cantidad de rotación y fuerza durante el swing en el golf. La posición de las rodillas cambia con cada segmento del swing y juega un papel clave en la unión de las piernas con el torso. El maestro profesional Mitchell Spearman, de la Liga Oficial de Golf Estadounidense, recomienda que revises la posición de tus rodillas en un espejo para saber en el mismo momento qué estás haciendo mal y corregir los movimientos que lo necesiten para cada segmento del swing.

Postura

Flexiona las rodillas ligeramente cuando te preparas a golpear la pelota, como si estuvieras sentado en una silla imaginaria. Ben Hogan decía que las piernas se debían flexionar, de los muslos hacia abajo, mientras que el torso tenía que permanecer derecho. Las rodillas proveen estabilidad, y Hogan estaba en lo correcto al decir que cuando las rodillas están flexionadas correctamente, el golfista puede girar la cadera y los hombros con facilidad.

Swing trasero

Las rodillas deben estar flexionadas durante la parte inicial del proceso. Una vez que el palo de golf está en posición paralela al piso y comienzas a girar el hombro, la rodilla izquierda debe permanecer flexionada a la par que la derecha se estira. En los primeros años de su carrera, Tiger Woods era reconocido por estirar rápidamente su pierna derecha porque decía que hacer esto aumentaba su movimiento rotatorio y le daba un impulso de poder.

Swing hacia arriba

En el swing hacia arriba, la pierna derecha debe estar completamente recta, mientras que la rodilla izquierda debe estar flexionada ligeramente y apuntando hacia la pierna derecha. Hogan decía que mover la pierna izquierda hacia dentro y girar suavemente el pie izquierdo, también hacia dentro, ayudaba a mandar su peso del lado izquierdo al derecho, para añadir más potencia en el golpe.

Swing hacia abajo

El swing hacia abajo es iniciado por la cadera, de acuerdo a Hogan. Mientras te balanceas hacia la pelota, la cadera, lo que hace que la pierna izquierda se estire completamente. La rodilla derecha se flexiona para permitir que el lado derecho del cuerpo rote completamente a través de la pelota. Hogan decía que mover la rodilla derecha hacia la pelota añadía bastante velocidad al movimiento del swing.

Término

Al término, la cadera y los hombros se han desenrollado completamente, dejando el cuerpo del golfista volteando hacia el objetivo. La rodilla izquierda se queda completamente recta o ligeramente flexionada para reducir el impacto de un posible y potente movimiento de torsión sobre la articulación de la rodilla. La rodilla derecha se encuentra flexionada y apuntando hacia el piso, paralela a la línea del objetivo.

Más galerías de fotos



Escrito por graham ulmer | Traducido por eduardo sanchez