Posición de un recién nacido para alimentarlo

La primera vez que sostienes a tu bebé para darle de comer, puedes sentirte como si estuvieras muy torpe, especialmente si estás amamantando. Estar el pecho y el bebé alineados, y sostener al bebé al mismo tiempo, puede parecer muy difícil. Si has tenido un parto por cesárea, también tendrás que agregar el no herir la incisión abdominal en la ecuación, ya sea que estés amamantando o alimentando con biberón. Afortunadamente, puedes experimentar con diferentes posiciones hasta encontrar una que funcione bien para ti y tu bebé recién nacido.

Posición de cuna

La posición de cuna es la posición tradicional de lactancia y es la forma en que la mayoría de las nuevas madres alimentan a sus bebés con biberón. Sostén al bebé con el brazo izquierdo apoyando la espalda y la cabeza cuando estás amamantando con el seno izquierdo. Posiciónalo de forma que estés estómago con estómago; él no debería tener que girar la cabeza para llegar al pecho. La cabeza y las nalgas del bebé deben estar en el mismo nivel. Si necesitas levantar, colocar una almohada o una manta debajo de él para traerlo más cerca del nivel de tu pecho.

Posición de fútbol

La posición de fútbol significa meter a tu bebé a tu lado, con los pies apuntando hacia tu espalda. Esta posición funciona bien si has tenido un parto por cesárea o si tienes los pechos muy grandes. Las mamás de gemelos podrían encontrar esta forma de sostener como una opción más fácil de alimentar a dos bebés al mismo tiempo. Si tienes un fuerte reflejo de eyección de leche que produce que demasiada leche fluya al comienzo de la alimentación, esta posición ayuda a tu bebé controlar el flujo.

Decúbito lateral

La posición de decúbito lateral te da la oportunidad de descansar en lo que pueden parecer sesiones maratónicas de lactancia. Aunque no te duermas sin poner al bebé en su cuna o área de dormir. Si has tenido una cesárea, acostarlo saca la presión de tu área de incisión. Tú y el bebé se encuentran con sus caras enfrentadas entre sí. Apoya tu espalda con el antebrazo y flexiona las caderas. La oreja, el hombro y la cadera deben caer a lo largo de una línea recta imaginaria, de acuerdo con La Leche League International.

Posición acunada cruzada

Si tienes senos grandes, la posición de cuna cruzada te permite controlar la cabeza del bebé y lograr una mejor sujeción. Cuando el bebé se alimenta del pecho izquierdo, mantén la cabeza con la mano derecha, con los dedos sosteniendo su cuello. Guía suavemente la cabeza hacia el pecho, apoyando tu cuerpo con el brazo derecho. Sostén tu seno izquierdo con la mano izquierda, levantando ligeramente si es necesario para que esté en mejores condiciones para que el bebé agarre el pezón. Si estás teniendo problemas para conseguir que el bebé se prenda al pecho, esta posición puede ayudar, dice la página web KidsHealth de Nemours.

Cuando estás dando el biberón

A pesar de que no tienes que mantener a tu bebé tan cerca cuando estás dando el biberón como cuando estás amamantando, es bueno para tu bebé mantenerlo cerca. Nunca dejes el biberón de tu bebé, porque él necesita sentir tu cercanía y necesitas tiempo para conectarte con él. Apoyar el biberón o acostar a tu bebé durante la alimentación presentará riesgos de asfixia, debido a que tu bebé no puede controlar el flujo de leche.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por daniela laura arjones