¿Es posible que una mujer de más de 50 años pierda grasa abdominal?

La grasa abdominal es un fenómeno terco que parece empeorar para las mujeres cuando envejecen. De hecho, empeora. La composición natural del cuerpo de una mujer cambia cuando envejece. Su metabolismo se vuelve más lento, pierde musculatura y gana grasa corporal, y una gran parte de ella puede asentarse el área abdominal. Perder la grasa puede ser un desafío, pero es posible que mujeres de cualquier edad lo hagan con éxito.

Importancia

Juntar grasa abdominal puede tener serias consecuencias sobre la salud que van más allá de la apariencia física. Demasiada grasa visceral abdominal puede aumentar los riesgos de enfermedades cardíacas, diabetes, cáncer de mamas, presión sanguínea alta, cáncer colorrectal, problemas de la vesícula biliar, síndrome metabólico y otras enfermedades crónicas. Perder esa grasa puede significar reducir el riesgo de tener esas enfermedades y, posiblemente, incluso añadirle años a tu vida.

Prevención / Solución

Un enfoque de dos partes ayuda a perder la grasa abdominal: ejercicio regular y una dieta saludable de bajas calorías. La estrategia es la misma que se utiliza para perder peso en general, porque es necesario reducir y quemar calorías para librarse de la grasa abdominal. Aunque muchas personas creen que pueden tonificar la sección media para reducir la grasa haciendo ejercicios focalizados, como abdominales (crunches) y flexiones (sit-ups), la verdad es que también se necesita hacer ejercicio aeróbico porque quema más calorías y ataca más fácilmente la grasa del núcleo.

Dieta

Según "National Institutes of Health", una dieta balanceada para perder grasa debería contener una variedad de comidas nutritivas de bajas calorías, incluyendo proteínas magras, granos enteros, frutas, vegetales y productos lácteos desgrasados. Enfócate en comidas naturales completas en vez de en elementos procesados, comidas preparadas o de restaurantes, que suelen tener más calorías, grasa, azúcar y sal. Intenta incorporar yogur desgrasado, leche descremada, queso bajo en grasa, cualquier tipo de fruta o vegetal, arroz integral, avena, quinoa, cebada, trigo bulgur, maíz, tofu, carnes magras, pescado, nueces, semillas, legumbres, porotos (beans) y aceite de oliva. Reduce la cantidad de calorías diarias consistentemente para reducir la grasa gradualmente.

Ejercicios

Ya que la tonificación localizada no es la respuesta para librarse de la grasa abdominal, las mujeres de mediana edad y mayores deben abrirse a otros tipos de ejercicios. "American Council on Exercise" sugiere flexibilidad, entrenamiento en fuerza y aerobics. El entrenamiento en fuerza es particularmente beneficioso para las mujeres mayores porque fortalece los huesos, lo cual puede ayudar a reducir el riesgo en aumento de osteoporosis, y construye masa muscular, lo cual quema más calorías que la grasa muscular. Intenta levantar pesas, trotar diariamente o caminar, ejercitarte con DVDs y haz rutinas de calentamiento y enfriamiento.

Consideraciones

Siempre es recomendable hablar con tu médico antes de comenzar una dieta o una rutina de ejercicios nueva para reducir la grasa abdominal. Con el entrenamiento de fuerza, observa la técnica apropiada de un profesional de acondicionamiento físico (fitness) o entrenador personal antes de intentar hacer movimientos por ti misma, y descansa entre los días de levantar pesas. Finalmente, recuerda que hacer desaparecer la grasa abdominal requiere un trabajo dedicado, y los resultados tal vez no se vean hasta dentro de un mes o dos. Sin embargo, haz una rutina saludable de manera diligente y deberías ver cambios positivos.

Más galerías de fotos



Escrito por carly schuna | Traducido por azul benito