¿Es posible afirmar la piel arrugada y flácida?

A medida que envejeces, la capacidad de tu piel para repararse a sí misma y mantenerse con volumen y firmeza disminuye debido a la disminución de los suministros de las proteínas de colágeno y elastina. Al disminuir estas proteínas esenciales, se ve afectado el tono muscular de tu rostro. Como resultado de esto, se produce la flacidez de tu piel, junto con las arrugas y las líneas finas. Mantenerte hidratada e incorporar keratina y las vitaminas A, B y E en tu rutina de cuidado de la piel, te permitirá combatir naturalmente la piel fofa.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Humecta tu piel a diario con un producto que contenga vitamina C y ácido alfrahidróxido. Este ácido es un ácido frutal natural y puede remover la capa superior de las células muertas de la piel, reduciendo la apariencia de la flacidez y las arrugas. El uso continuo de tales productos podría ayudar a afirmar la piel arrugada y flácida.

  2. Usa un humectante con keratina. La keratina es una proteína que se encuentra en las capas exteriores de tu piel. Al ingresar a tu piel, atrae humedad a las capas profundas de tu piel, estimulando la producción de células y fibras nuevas. A medida que tu piel envejece, la producción de estas fibras se vuelve más lenta, lo que resulta en adelgazamiento y flacidez. El uso continuo puede incrementar la humedad y agregar firmeza a tu piel.

  3. Mantén tu cuerpo hidratado bebiendo mucha agua para ayudar a expulsar toxinas de manera natural. Mantener tu cuerpo hidratado ayuda a mantener humedad en tu piel, lo que es esencial para mejorar la elasticidad. Bebe por lo menos 64 onzas (2 litros) de agua por día. Ingiere la menor cantidad de sal posible, ya que la sal tiende a deshidratarte.

  4. Aplica vitamina E a tu piel, en forma de loción o de aceite, o ingiérela como píldora. La vitamina E protege las células de la piel y promueve la sanación, según la Clínica Mayo. El uso tópico de la vitamina E como loción es efectiva en reducir la aparición de manchas de envejecimiento y flacidez, ya que la piel la absorbe directamente. Las fuentes dietarias de vitamina E incluyen almendras, mangos y kiwis.

  5. Toma por lo menos 700 mcg, para las mujeres, y por lo menos 900 mcg, para los hombres, de vitamina A a diario, recomienda el University of Maryland Medical Center. La vitamina A repara y mantiene el tejido de la piel y puede reducir las líneas y las arrugas, ayuda a controlar el acné y ofrece cierto alivio a la psoriasis. Se la puede encontrar en el hígado, la leche entera, los huevos y las zanahorias.

  6. Aplícate humectantes ricos en niacina, una forma de vitamina B, ya que pueden reducir el ritmo del envejecimiento y prevenir la piel flácida. La niacina también ayuda a tu piel a retener la humedad, de manera que las cremas que contienen este nutriente pueden ayudar a que tu cutis luzca con mayor volumen, más firme y más joven. La vitamina B y la niacina también pueden facilitar un tono parejo de tu cutis y prevenir la hinchazón y la irritación de tu piel.

Más galerías de fotos



Escrito por joanna pompilio | Traducido por irene cudich