Poses de yoga para la ira

El yoga puede ayudar a relajarse y eliminar el estrés cuando la ira se enciende. No trates de reprimir la ira, permítete experimentar la emoción. Pero en lugar de reaccionar de forma destructiva, canaliza tu energía en las posturas de yoga. Es posible que desees considerar la posibilidad de hablar con un consejero si tus sentimientos de ira están causando problemas de la vida.

Liberación del enojo

Uno de los ejercicios de la escuela de Kundalini Yoga te ayudará a liberar la ira reprimida y la frustración, de acuerdo con Anmol Mehta, una maestra de yoga Kundalini certificada. Recuéstate boca arriba, luego cierra los ojos. Levanta los brazos hacia arriba en el aire y haz puños. Inhala profundamente y permítete sentir ira. Tensa los brazos y lentamente lleva los brazos hacia el pecho, como si estuvieras tirando de un objeto pesado hacia ti. Mantente experimentando la sensación de ira. Cuando llegan a los puños el pecho, exhala con fuerza. Que toda tu ira se vaya con la respiración. Repite este ejercicio tres veces. Relaja y realiza la pose del cadáver de uno a tres minutos.

Pose del cadáver

La actitud del cadáver, o Savasana, tiene la intención de relajar tu mente y tu cuerpo todavía. Acuéstate sobre tu espalda con las piernas cerca pero sin tocarse, y los brazos paralelos al cuerpo con las palmas hacia arriba. Cierra los ojos, relaja los músculos faciales y respira lenta y profundamente por la nariz. Céntrate en conscientemente relajar cada parte de tu cuerpo, empezando por la cabeza y tu forma de trabajo hacia abajo. Si comienzas a sentir sueño, respira más rápida y profundamente.

Sheetali Pranayama

Practica Sheetali Pranayama si continúas sintiéndose enfadado. Sheetali Pranayama reduce el calor interno y promueve la tranquilidad y la paz, según Mehta. Siéntate en una posición cómoda. Alarga tu columna hacia arriba, alarga tu cuello y tira de la barbilla hacia atrás y adentro Cierra los ojos y descansa las manos sobre las rodillas. Encorva los lados de la lengua hasta formar un túnel para inhalar lentamente. El aire que pasa por la lengua va a crear una sensación de frescor. A continuación, llevar la lengua hacia atrás y exhalar por la nariz. Repite la operación para 10 repeticiones. Modifica este ejercicio si no puedes rizar tu lengua hasta el final doblando por los lados de la lengua en la medida de lo posible.

Pose del hombro

El soporte de hombro puede reducir la ira excesiva y el odio, así como vigorizar tu cuerpo, de acuerdo con WomenFitness.net. Para llevarlo a cabo, encuéntrate en el suelo con las piernas juntas y las manos a los lados. Levanta las caderas del suelo y lleva las piernas hacia arriba y por encima de tu cabeza. Levanta la espalda y mueve las piernas más atrás de la cabeza. Estira la columna vertebral y coloca tus brazos contra tu espalda, lo más cerca posible a tus omóplatos. Empuja tu espalda hacia arriba con las manos. Apoya el peso en la parte trasera de los hombros. Levanta tus piernas, una a la vez, con la pelvis recta sobre la espalda y las manos. El peso de las piernas se debe dividir entre las manos y los hombros. La pose de hombro es una pose más avanzada mejor dominado bajo la guía de un instructor certificado. Apoya tu cuello y hombros con una toalla doblada para evitar lesiones en la columna cervical. No lleves esto a cabo si tienes dificultades para respirar, problemas de cuello o dolor de espalda superior.

Más galerías de fotos



Escrito por erin beck | Traducido por blas isaguirres