Poses de yoga para fortalecer el suelo pélvico

Los músculos del suelo pélvico en la mujer se expanden desde la base de la columna vertebral hasta los huesos púbicos. Dentro del abdomen, estos músculos sostienen los intestinos, la vejiga y el útero. Los músculos del suelo pélvico pueden estirase y debilitarse a causa del embarazo, el parto y el paso del tiempo. La debilidad de los músculos del suelo pélvico puede llevar con el tiempo a sufrir de incontinencia, o dificultad para mantener el control de los movimientos de la vejiga y los intestinos. Además, la debilidad de estos músculos puede provocar dolor en la parte baja de la espalda y la zona pélvica. Las posturas de yoga, o asanas, incrementan la circulación y la resistencia física, lo cual puede ayudar a fortalecer el suelo pélvico.

Mula Bandha


El mula bandha se puede incorporar a cualquier práctica de yoga.

El mula bandha debe ser la base de cualquier postura de yoga para fortalecer los músculos pélvicos. Este concepto se puede incorporar a prácticamente cualquier postura de yoga. Para activar esta zona, eleva suavemente los músculos del suelo pélvico imaginando que estuvieses intentando detener el flujo de orina y el movimiento del intestino al mismo tiempo. Al hacerlo, lleva el coxis hacia abajo. No contraigas las nalgas, sino que involucra en su lugar a los músculos abdominales. La práctica regular de mula bandha puede mejorar tu postura, fortalecer los músculos del núcleo del cuerpo y ayudarte a mejorar la resistencia pélvica.

Poses inclinadas


La pose de loto puede ayudar a fortalecer los músculos del suelo pélvico.

Existen varias poses inclinadas de yoga que ayudan a fortalecer el suelo pélvico. Estas posturas incluyen la pose del niño, el pez, las torsiones de columna, la pose de cobra y la pose de loto. Al realizar cualquiera de estas posturas, presiona suavemente los músculos del suelo pélvico y estabiliza la parte baja de tu espalda. Luego inhala y exhala lentamente algunas veces, llevando tu atención a la fuerza interior del cuerpo.

Posturas de pie


Las posturas de pie en yoga se deben realizar con cuidado.

Las posturas de pie que incorporan fortalecimiento del suelo pélvico incluyen posturas como el perro, la pose del triángulo, la pose de cuclillas, la pose del caballo y la pose del árbol. Ten en cuenta que la resiliencia de los músculos del suelo pélvico puede estar afectada por la fuerza de gravedad. Ten cuidado con las posturas de pie, porque los movimientos repentinos pueden provocar o agravar el desplazamiento del útero o útero prolapsado. Habla con tu médico para averiguar si estas posturas son adecuadas para ti.

Inversiones


La parada de hombros usa la gravedad para ayudarte a realinear los órganos pélvicos.

Las inversiones como la parada de hombros, la parada de cabeza o parada de manos son las mejores posturas para practicar si buscas utilizar la gravedad a tu favor. Al sostenerte con la alineación adecuada, las inversiones ayudan a que los órganos pélvicos vuelvan a su lugar. Las inversiones también mejoran la circulación de la sangre en el cuerpo, al llevar el flujo hacia el corazón y el cerebro. Esto incrementa la concentración, la alerta mental y la conciencia. Si no estás preparado para realizar las posturas invertidas completas, usa la pared para apoyarte.

Más galerías de fotos



Escrito por allison briggs | Traducido por mike tazenda