Poses de yoga para la ansiedad y la depresión

El National Institute of Mental Health menciona al ejercicio suave como una forma de lidiar con la depresión. El yoga usa posturas corporales, o poses, ejercicios de respiración y meditación para estirar, fortalecer y equilibrar la mente y el cuerpo, y para crear armonía interior. El yoga no es un reemplazo de la ayuda psicológica o psiquiátrica. Muchas formas de ansiedad y depresión requieren de medicación.

Significado


Las poses de yoga tienen propiedades terapéuticas específicas.

Yoga Journal menciona posturas específicas para el alivio de los síntomas de depresión y ansiedad. El fundador de ParaYoga Rd Stryker enfatiza que algunas posturas hacen que los practicantes se sientan bien al estimular el sistema nervioso parasimpático, y en un nivel más holístico, movilizando prana, o energía vital, para lograr el equilibrio de cuerpo y mente. La Anxiety Disorders Association of America (ADAA) establece que todas las formas de actividad física alivian el estrés y producen endorfinas en el cuerpo.

Estilos de yoga


Las inversiones como la parada de cabeza pueden ayudar a los practicantes deprimidos.

Una clase de yoga típica incluye una variedad de poses, todas diseñadas para girar, doblarse, equilibrar, restaurar o fortalecer el cuerpo. Algunos estilos de yoga, como el Ashtanga, desafían rigurosamente al cuerpo al unir las poses entre sí con la respiración y trabajando en una serie de posturas cada vez más complejas. Las clases de Yoga restaurativo usan accesorios, mantas y almohadones para sostener a los estudiantes en poses de estiramiento suave por varios minutos a la vez. Las personas con ansiedad se pueden beneficiar de estilos más suaves de yoga, mientras que las personas con depresión pueden disfrutar una clase de paso más rápido que incluya posiciones invertidas y retorcidas. Aquellos que sufren de ansiedad y depresión deberían intentar con varias formas de yoga para hallar lo que se sienta mejor.

Poses energizantes


La flexión hacia adelante puede energizar el cuerpo y aliviar la depresión.

Las posturas pueden servir al cuerpo de más de una manera. Por ejemplo, la pose de flexión de la espalda hacia atrás, el puente, energiza al cuerpo al liberar la fatiga, pero también calma la ansiedad. La pose del delfín, que luce como una V invertida, con los codos sobre el suelo bajo los hombros, alivia simultáneamente la depresión y la fatiga. Las inversiones, como la parada de cabeza, sirven como las mejores poses para la depresión. Estar invertido estimula el cerebro, genera confianza y brinda a los practicantes un cambio de perspectivas. Si las inversiones son algo intimidantes al principio, los practicantes con depresión pueden beneficiarse de las inversiones medias como la flexión hacia adelante de pie.

Posturas calmantes


La pose del triángulo puede aliviar la ansiedad.

Algunas posturas de yoga más aptas para aliviar la ansiedad son la pose del arco (tomar los tobillos desde atrás acostado boca abajo sobre el suelo), la pose del niño (sentado sobre las pantorrillas y tobillos con la cabeza hacia abajo y los brazos estirados hacia el frente), y la pose del triángulo. Una combinación sencilla de posturas que prácticamente todos pueden hacer es la vaca y el gato. El estudiante comienza con las manos y las rodillas apoyadas sobre el suelo y simplemente se apoya el estómago para hacer la vaca, con una inhalación, y luego se lleva la espalda nuevamente al techo, con una exhalación, para formar el gato.

Consideraciones


La respiración y la meditación calman el sistema nervioso.

Las personas con ansiedad y depresión deben considerar intentar la meditación yógica y ejercicios de respiración. Junto con la actividad física, la ADAA también menciona la meditación como una actividad para aliviar el estrés. Muchas clases de yoga usan meditación y ejercicios combinados de respiración. Por ejemplo, un instructor hace que los practicantes se concentren en calmar su respiración con un cierto número de segundos para inhalar y exhalar. El acto de concentrarse en la respiración ayuda a volverse más presente, lo cual es parte de la meditación.

Más galerías de fotos



Escrito por clarissa adkins | Traducido por mike tazenda