Poses de Moksha Yoga

El Moksha yoga fue fundado en 2004 por Jessica Roberts y Ted Grant. Este estilo de yoga es practicado en una habitación calentada a aproximadamente 100 grados Farenheit (37,8 grados celsius). Las clases son de 90 minutos y consiste en 40 posturas. Las poses son guiadas por maestros certificados de Moksha y son fortalecedoras y tonificadoras. Como con cualquier programa de ejercicios, consulta a tu médico antes de practicarlo.

Savasana

Cada clase de yoga Moksha comienza y termina con Savasana, o pose del cadáver. Simplemente recuéstate sobre tu espalda y permite que tus piernas y brazos caigan naturalmente a cada lado. Cierra tus ojos y respira profundamente. El Savasana es practicado al principio para permitir la preparación de la clase relajándote. Si es practicado al final de la clase, la pose del cadáver permite al cuerpo un tiempo de recuperación.

Poses de pie

Luego del primer Savasana, te moverás en poses de pie. Algunas de las poses de pie incluyen inclinarse hacia adelante, la pose del triángulo, la pose del árbol, la pose del guerrero uno y dos, la pose del águila, la pose de la bailarina, la pose del poder, el giro del orador, la estocada del corredor y la pose del perro boca abajo. Todas estas poses de pie ayudan a tener fuerza y equilibrio.

Poses sentadas

Las poses sentadas en Moksha yoga incluyen doblar la espalda, giros y extender piernas y caderas. Una pose sentada en particular, la pose de la paloma, es una intensa extensora de la cadera, hecha hacia el final de la clase. Desde una posesión sentada, dobla tu pierna izquierda y trae tu pie izquierdo cerca de tu pelvis. Extiende tu pierna derecha detrás tuyo. Presiona la punta de tu pie derecho en el piso y alinea tus caderas con el resto del cuerpo. La pose es mantenida por un minuto de cada lado.

Recostado

En suma al savasana, hay unas pocas otras poses recostadas en Moksha yoha. La pose de alivio de viento, masajea el colon y las caderas. Mientras estás recostado sobre tu espalda, abraza tu rodilla derecha plegada sobre tu pecho. Mantenla por un minuto y repítelo con el lado izquierdo. Para terminar, abraza ambas rodillas, manteniéndolo ahora durante otro minuto. Otras poses recostadas son la pose del hilo y la aguja, la pose de la cobra y la pose del puente.

Más galerías de fotos



Escrito por grace wathen | Traducido por nicolás altomonte