¿Cuándo un portero de fútbol puede tomar el balón?

El portero es una posición fundamental en un equipo de fútbol. Tener un portero seguro e imponente puede aportarle uniformidad y confianza a los cuatro defensas y al resto del equipo. Un portero, a pesar de no marcar goles, aún puede ganar el juego para su equipo con algunas atajadas de clase mundial. Sin embargo, las veces en las que un portero puede tomar el balón con sus manos tienen restricciones.

Área grande

El área grande se conoce comúnmente como el área del portero. Esta zona está bajo el dominio del portero, ya que puede tomar el balón con sus manos de forma libre. El portero puede detener tiros o interceptar el balón proveniente desde tiros de esquina o tiros libres. También puede lanzarle el balón a sus compañeros, lo que a veces es un movimiento de contraataque muy efectivo. Al portero no se le permite tomar el balón con sus manos en el semicírculo que está fuera del área grande, el cual es usado para mantener la distancia entre el jugador que va a lanzar un tiro de penal y el resto de los jugadores.

Pase hacia atrás

El portero puede tomar un pase con sus manos sólo cuando es realizado con la cabeza o el pecho, o cuando el pase se considera involuntario. Si recoge el balón o lo toca con sus manos de cualquier forma cuando un compañero le ha enviado un pase, entonces se sanciona la regla del pase hacia atrás y se concede un tiro libre. Como señala el sitio web de la BBC, esta regla fue creada en el año 1992 para detener el uso excesivo del pase hacia atrás y las pérdidas de tiempo.

Seis segundos

Una vez que el portero tiene el balón bajo control en sus manos, tiene seis segundos para ponerlo nuevamente en juego, según la FIFA. El árbitro le advertirá al portero y luego le mostrará una tarjeta amarilla por perder tiempo si no libera el balón dentro de los seis segundos. Esto es para garantizar que el juego mantenga un ritmo rápido y sea atractivo para los espectadores.

Fuera del área

Al salir del área grande, el portero debe cumplir con las mismas reglas que se aplican a los demás jugadores y no puede tocar el balón con cualquier parte de su mano o brazo. Si lo hace, recibirá una tarjeta amarilla o, si detiene una clara oportunidad de gol, recibirá una tarjeta roja y será expulsado inmediatamente del juego. Las decisiones suelen ser muy reñidas, ya que en algunas ocasiones el portero es forzado a tomar el balón justo sobre el borde de su área.

Más galerías de fotos



Escrito por stuart biggs | Traducido por paulo gutierrez