Poros agrandados en la piel

Los poros agrandados pueden ser antiestéticos. Crean un tono y una textura irregular que puede afectar la apariencia de suavidad y brillo propia de una piel saludable. Los poros agrandados se vuelve más notorios a medida que pasan los años. Aunque el tamaño real de los poros no se puede reducir, existen varias técnicas que ayudan a minimizar su apariencia. Puedes acudir a procedimientos dermatológicos, cremas de venta libre y bajo receta, o hasta remedios caseros para que los poros agrandados sean menos visibles.

Características

Los poros son las aberturas que rodean a los folículos del vello y facilitan la distribución de aceites naturales, o sebo, por la superficie de la piel. Los poros pueden aumentar de tamaño si se tapan con células muertas, aceites de la piel o bacterias. Cuando estas sustancias quedan expuestas al aire, se produce una oxigenación que las convierte en negras, formando lo que se conoce como espinillas o puntos negros. La dermatóloga de Kansas Audrey Kunin explica que las espinillas no son solo aumenta el tamaño de los poros, sino que también los hacen más visibles.

Edad

A medida que pasan los años, la piel comienza a producir menos colágeno, la sustancia que rellena y protege la piel joven. Sin los efectos reafirmantes del colágeno, los poros pierden elasticidad y se dilatan. La exposición al sol disminuye aún más la producción de colágeno y aumenta el tamaño de los poros. De acuerdo con Kunin, el daño del sol crea un aglutinamiento de células alrededor de los poros. Aunque esta acumulación se produce en un nivel microscópico, el resultado final se nota. La American Academy of Dermatologists (Academia Estadounidense de Dermatólogos) también identifica a la exposición solar como el principal factor que causa el agrandamiento de los poros y afirma que si bien la genética es responsable del 20% del tamaño, el 80% restante es producto de la exposición solar.

Remedios

Daily Glow aconseja tratar los poros agrandados con un producto profesional creado para eliminar suciedad y bacterias y reducir la oleosidad. La exfoliación elimina las células muertas, para dar lugar a la piel nueva de abajo, lo cual puede ayudar a mejorar su textura. Los ácidos alfa hidroxi —que se encuentran en las frutas y la leche—, como glicólico, cítrico, láctico, málico y tartárico, pueden reducir la apariencia de los poros agrandados de la piel con daño solar. Las cremas con antioxidantes, como vitamina C, ayudan a aflojar la suciedad y estimulan la producción de colágeno. Los procedimientos médicos, como la microdermoabrasión y el peeling químico, también sirven para estos casos. La American Academy of Dermatologists recomienda la restauración cutánea no ablativa, dado que puede generar la producción de piel nueva más gruesa y suave.

Tratamientos caseros

Para fabricar una máscara facial casera, de acuerdo con Spa Index, mezcla 3 cucharadas de avena cruda bien fina y 2 cucharadas de perejil picado con el jugo de medio pomelo fresco, y revuelve hasta que se forme una pasta. Si tienes piel seca, añade 1 cucharadita de aceite de oliva. Deja que la mezcla se espese durante cinco minutos, y luego aplícala sobre el rostro y deja secar unos 15 minutos. Enjuaga con agua tibia y luego aplica un producto humectante. Esta receta natural, que tiene propiedades exfoliantes y reafirmantes, contiene vitamina C antioxidante y ácido cítrico, un ácido alfa hidroxi. Aplica una pequeña cantidad en tu muñeca 24 antes de usarla en el rostro, para asegurarte de que no te genera alergia.

Disimular los poros

Si sigues disconforme con la apariencia de tus poros, puedes esconderlos con maquillaje. Doc Shop aconseja utilizar base en crema, no líquida, que se aplique con esponja. La crema puede ayudar a rellenar los poros y ofrece una mejor cobertura. Utiliza un polvo liviano y trasparente para ayudar a emparejar el tono de la piel y darle un aspecto brillante y prolijo.

Más galerías de fotos



Escrito por carol sarao | Traducido por pilar celano