Porcentaje de omega-6 en el aceite de coco

En su ambiente tropical originario, el coco, o Cocos nucifera, es una fuente de alimentos que se usa en la medicina tradicional para tratar infecciones, malestares estomacales, heridas, bronquitis y la tos. El aceite de coco tienen propiedades antiinflamatorias y antipiréticas. También contiene vitamina E, vitamina K y el ácido graso esencial omega-6.

Resumen

El aceite de coco se obtiene al secar la pulpa del coco y ponerla en una prensa que lo extrae. El aceite de coco es apto para cocinar a altas temperaturas y tiene una vida útil larga. Se encuentra frecuentemente en los alimentos procesados, como los fritos, postres, cubiertas no lácteas y galletas.

Grasas del aceite de coco

A diferencia de la mayoría de los aceites vegetales, el aceite de coco es rico en grasas saturadas. Una taza de aceite de coco tiene 218 g de grasa, con un 87% de grasas saturadas poco saludables. También tiene 3,92 g de ácidos grasos omega-6, según la SDA Nutrient Database. Los ácidos grasos omega-6 son grasas poliinsaturadas, pero sólo están presentes en 1,8% del total de las grasas de este aceite. La American Heart Association recomienda limitar las grasas saturadas a menos del 7% de tus calorías diarias, y esto incluye limitar la cantidad de aceite de coco, incluso aunque aporte ácidos grasos omega-6.

Omega-6

El omega-6 es llamado ácido graso esencial porque es necesario para la salud y debe obtenerse de la dieta. Se utiliza en las membranas celulares para crear flexibilidad y permeabilidad. Aunque no esté claro cómo funciona exactamente, en el cerebro hay una gran concentración de esta sustancia, según el Linus Pauling Institute. Hay diferentes tipos de ácidos grasos omega-6. Un tipo puede reducir la inflamación y proteger contra la enfermedad arterial. Un segundo tipo se convierte en mensajeros químicos que le indican al cuerpo cuándo debe iniciar la respuesta inflamatoria. La inflamación es parte del proceso de curación usado por el sistema inmunológico cuando el cuerpo sufre una lesión. Sin embargo, la inflamación prolongada puede tener un efecto negativo sobre el sistema cardiovascular. Otro tipo de ácidos grasos, llamados omega-3, promueven una respuesta antiinflamatoria, por lo tanto es importante consumir una dieta equilibrada en omega-6 y omega-3.

Consideraciones sobre la salud

El aceite de coco no provee un equilibrio de ácidos grasos esenciales ya que no aporta omega-3. En la edición de junio de 2011 del "Asia Pacific Journal of Clinical Nutrition", Alan Feranil y colaboradores, reportaron que el aceite de coco no se asocia con un aumento de los niveles de colesterol y triglicéridos.

Más galerías de fotos



Escrito por sandi busch | Traducido por paula santa cruz