Porcentaje de agua en las frutas y vegetales

Aprender el porcentaje de agua en las frutas y los vegetales puede ser más importante que satisfacer una mera curiosidad. El agua de los alimentos que consumes es más que una consideración menor. En realidad la comida proporciona el 20 por ciento de tu dosis diaria recomendada de agua, según el Institute of Medicine. Además de sus muchos beneficios nutricionales, otra buena razón para comer tus frutas diarias es la obtención de su alto porcentaje de agua.

Agua en las frutas

Si disfrutas de una rodaja de sandía (watermelon) fresca, estás familiarizado con su jugosidad, que se debe a su contenido de agua. Las sandías, así como las frutillas (strawberries), son el 92 por ciento agua. El melón (cantaloupe) y el pomelo (grapefruit) son dos frutas en el mismo rango, con el 90 y el 91 por ciento respectivamente. Una gran selección de tus frutas favoritas contiene del 85 al 87 por ciento de agua. Las frambuesas (raspberries), la piña (pineapple), las ciruelas (plums), los duraznos (peaches), las naranjas, los arándanos rojos (cranberries), los albaricoques (apricots) y los arándanos (blueberries) se encuentran en este grupo. Otras frutas que tienen ligeramente menos agua, en el rango del 81 al 84 por ciento, incluyen manzanas, cerezas (cherries), uvas y peras (pears). El setenta por ciento de un plátano está formado por agua.

Agua en los vegetales

Una variedad de vegetales tienen una composición de agua por sobre el 90 por ciento. Los pepinos (cucumbers) y la lechuga iceberg contienen la más alta cantidad de agua, del 96 por ciento. El 94 a 95 por ciento del apio (celery), los tomates, el coliflor (cauliflower), pimientos (peppers) dulces y espinaca son vegetales compuestos por el 93 por ciento de agua. Las zanahorias tienen el 87 por ciento, mientras que los guisantes verdes tienen el 79 por ciento de agua.

Beneficios del alto porcentaje de agua

Además de reponer los fluidos de tu cuerpo, el agua de las frutas y vegetales contribuyen a uno o dos factores que las hacen buenas opciones para el control del peso. El agua y las fibras agregan volumen y no contienen calorías. Un más alto porcentaje de ambos en los alimentos resultan en menos calorías por porción. En otras palabras, no consumirás tantas calorías cuando comas una porción normal y sustanciosa. La capacidad de comer una cantidad sustanciosa de alimentos saludables al tiempo que pierdes peso, en lugar de limitar las porciones para restringir calorías, facilita la pérdida de peso. Los alimentos que tienen menos calorías por gramos son llamados alimentos de baja densidad de energía.

Recomendaciones diarias de agua

Alrededor del 60 a 65 por ciento de tu peso corporal total proviene del agua. Los electrolitos, como el sodio y el potasio, deben disolverse en agua antes de desencadenar contracciones musculares e impulsos nerviosos. El agua ayuda a regular la temperatura corporal, protege tu cerebro, amortigua las articulaciones, transporta nutrientes e impacta en el volumen de la sangre. Perder solo el 2 al 4 por ciento de agua en el cuerpo reduce la fuerza y la resistencia muscular, según la State University Extension and Outreach. La cantidad de agua que necesitas consumir cambia dependiendo de tu nivel de actividad, la temperatura y de si estás perdiendo agua a través del sudor y la orina. En circunstancias normales, las mujeres necesitan 2,7 litros, y los hombres deberían consumir 3,7 litros de agua diarios. Este consumo recomendado incluye el agua que obtienes de los alimentos.

Más galerías de fotos



Escrito por sandi busch | Traducido por maria eugenia gonzalez