Cómo ponerte un corpiño

Ya sea que uses un corpiño como ropa exterior o interior, necesitas un poco de paciencia para ponerte esta prenda que se aferra a tus curvas. Al igual que un corsé, un corpiño realza la cintura, el pecho y mejora la figura de reloj de arena de una mujer. Los corpiños se pueden sujetar en la parte delantera o en la parte posterior, dependiendo del estilo que elijas. Si prefieres un corpiño de encaje, deja un momento que la prenda se ajuste antes de apretarla demasiado fuerte. Al igual que un corsé, un corpiño puede tener restricción osea que necesita ceder con el tiempo para imitar tu forma.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Espejo

Instrucciones

  1. Examina el corpiño, busca una fila de ganchos y desengánchalos. El corpiño se desplegará como una pieza de tela.

  2. Ponte el corpiño uniendo los ganchos en el frente o la parte posterior, dependiendo del tipo elegido. Para un corpiño que se sujeta en la parte frontal, conecta el gancho de la parte superior primero y luego abotona el corpiño desde abajo. Si tienes un corpiño que se engancha en la parte de atrás, ponte el corpiño al revés y engancha la parte inferior primero. Gíralo al derecho y luego conecta los ganchos restantes.

  3. Ata un corpiño de encaje sujetando ambos lados de la cinta y tirando de los encajes para ajustar en arco robusto. Deja un espacio de 2 pulgadas (5 cm), si necesitas adaptar tu corpiño. Tira del lazo ligeramente para asegurarte de que el corpiño quedó seguro.

  4. Mírate en un espejo para cerciorarte de que todos los ganchos quedaron seguros. Inclínate hacia delante usando el corpiño y estira hacia arriba los lados para acomodar tus pechos en las copas.

Más galerías de fotos



Escrito por mimi bullock | Traducido por jane laury