Cómo ponerse en forma para la milicia

Para unirse a cualquier rama de la milicia, incluyendo el ejército, la marina y la fuerza aérea, necesitas estar en la cima de la condición física. Ponerse en forma para el servicio es un proceso que toma tiempo. Necesitaras empezar bien después de un entrenamiento básico. Dependiendo de tu nivel de condición física actual, puede ser que tome algunos meses o incluso hasta un año para que estés en forma para el servicio. Prepararte físicamente para el ejercito incluye entrenamiento cardiovascular, entrenamiento de fuerza y mantener una dieta sana.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Come saludablemente. Para prepararte para hacer ejercicio y un entrenamiento básico, consume una dieta saludable y balanceada. Una dieta saludable puede ayudar a abastecer tu cuerpo. Incluye mucha proteína y carbohidratos para tener energía. Para mantener tu cuerpo lleno, consume cinco o seis pequeñas comidas al día. Las comidas deben incluir frutas, vegetales, granos enteros, carnes magras y productos lácteos bajos en grasa.

  2. Mantente hidratado. A medida que vayas poniéndote en forma, asegúrate de beber mucha agua. La National Academy of Sports Medicine (Academia Nacional de Medicina Deportiva) recomienda ocho vasos de agua al día. El agua te ayudará a sentirte lleno y a reponer tus músculos después del entrenamiento.

  3. Trabaja en tu resistencia. Los ejercicios cardiovasculares pueden ayudarte a mejorar tu resistencia y tu aguante. El American College of Sports Medicine (Colegio Americano de Medicina Deportiva) recomienda 30 minutos de ejercicio cardiovascular, cinco días a la semana, para mantener el peso. Para perder peso deberás realizar de 60 a 90 minutos de ejercicio la mayoría de los días de la semana. El ejercicio cardiovascular puede incluir nadar, correr, andar en bici, hacer aeróbics y realizar caminatas vigorosas.

  4. Entrenamiento de fuerza. El entrenamiento de fuerza puede ayudarte a tonificar tu cuerpo y desarrollar tus músculos, todo esto en el sentido de prepararte para las demandas físicas de unirte al ejercito. Usa máquinas de pesas para fortalecer la parte superior e inferior de tu cuerpo. Usa mancuernas para hacer presses de hombros, así como extensiones y curls de biceps y triceps. Realiza ejercicios que usen el peso de tu cuerpo para hacer fuerza, incluyendo lagartijas, zancadas, abdominales, planchas, abdominales inversas y sentadillas. Realiza un entrenamiento de fuerza o tres veces a la semana en días no consecutivos para asegurar la recuperación de tus músculos.

Consejos y advertencias

  • Visita a tu doctor. Antes de unirte a la milicia o de empezar un régimen de ejercicio, necesitarás la acreditación de tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle zehr | Traducido por laura moreno