Cómo ponerse en forma para la Marina

Como parte de la mejor milicia del mundo, la Marina de los Estados Unidos pide a sus miembros estándares de condición física muy altos. Ponerse en forma para la Marina requiere tiempo, dedicación y esfuerzo. Entrenar con tiempo hará que el entrenamiento básico de la Marina resulte menos estresante y facilitará tu transición hacia la vida militar. Habla con tu médico antes de comenzar un programa de entrenamiento, especialmente si eres nuevo en el mundo del ejercicio o tienes un historial de problemas de salud.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Familiarízate con los estándares de condición física de la Marina. Cada rama de la milicia tiene sus propios requerimientos básicos. El Examen de Preparación Física de la Marina involucra flexiones, sentadillas y bien una carrera de 1,5 millas o nado. Para pasar el entrenamiento básico, debes correr y nadar. Pide a tu reclutador que te sugiera metas físicas que te prepararán para el entrenamiento básico.

  2. Pierde peso. La demanda física del entrenamiento básico será mucho menor si comienzas con un peso saludable. Habla con tu medico y tu reclutador para determinar una meta de peso saludable. Luego usa una combinación de ejercicio regular y una dieta sana para lograr esa meta. La pérdida de peso es un proceso lento, así que tómate tu tiempo. Puedes esperar perder una o dos libras por semana.

  3. Haz series compuestas de flexiones y sentadillas. El ex-miembro de los SEAL de la Marina, Stew Smith, considera que las series compuestas son la mejor forma de mejorar tu puntuación de condición física. Comienza con un calentamiento de tres a cinco series de 10 saltos en tijeras y 10 flexiones. Luego, haz de 5 a 10 series de flexiones regulares y abdominales, 10 flexiones abiertas, 10 abdominales invertidas, 10 flexiones de tríceps y 10 abdominales a izquierda/derecha.

  4. Toma tu tiempo. Una de las partes más estresantes de las pruebas PT para muchos marinos, son los límites de tiempo. Desarrolla el hábito de hacer tantas flexiones y sentadillas como puedas en dos minutos. Determinar qué tan rápido puedes correr 1,5 millas.

  5. Haz un programa. Para ponerte en forma para la Marina, debes comprometerte con rutinas de ejercicio regulares y vigorosas. Haz tiempo en tu agenda para ejercitarte todos los días o al menos cinco días a la semana. Enfoca tus entrenamientos en correr, nadar, hacer flexiones y sentadillas, pero no olvides otras formas de ejercicio. Actividades como fortalecer tus brazos, torso y piernas, con ejercicios como el ciclismo, escalar o remar, te ayudarán a prepararte para la batalla.

Más galerías de fotos



Escrito por carolyn robbins | Traducido por eduardo moguel