Cómo ponerse en forma luego de una cirugía de hernia

El tiempo de recuperación luego de una cirugía de hernia depende de la ubicación y el tamaño de la misma, el método de incisión y el método de reparación que el médico utilizó para realizar la cirugía. Si bien una cirugía de hernia invasiva tradicional requiere hasta seis semanas de recuperación, una cirugía laparoscópica sólo implica dos o tres semanas de descanso. Debido a que se te prohibirán los ejercicios intensos durante el período de recuperación, lo mejor es prestar atención a los consejos del médico y aumentar gradualmente la intensidad del ejercicio.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Habla con el médico acerca de las restricciones específicas de tu cirugía en particular y sus diferentes complicaciones. Sólo tu médico puede brindarte las recomendaciones adecuadas relacionadas con la dieta y el ejercicio posteriores a la cirugía y debes respetar sus consejos al pie de la letra para una correcta cicatrización de la incisión.

  2. Comienza a caminar en los días posteriores a la cirugía. La caminata no sólo ayuda a quemar calorías, sino que también contribuye a la flexibilidad general y el mantenimiento muscular mientras pasas un tiempo prolongado recuperándote. Siempre y cuando tu médico lo apruebe, puedes comenzar a caminar dentro de las horas posteriores a la intervención. Usa la caminata como el método principal de actividad física hasta que puedas agregar actividades más intensas a tu rutina.

  3. Agrega actividades livianas a moderadas durante la segunda y tercera semana de recuperación. Entre estas actividades se incluyen la caminata, la actividad aeróbica de bajo impacto y el levantamiento de menos de 20 libras. Debido a que las actividades pueden ser dolorosas al principio, tu médico te recetará analgésicos o te recomendará medicamentos de venta libre, como el ibuprofeno o el acetaminofén para ayudarte a controlar el malestar.

  4. Aumenta la intensidad del ejercicio durante la tercera y la cuarta semana. Algunos tipos de ejercicios de bajo impacto que puedes probar son la natación (siempre y cuando la incisión haya sanado correctamente), el tai chi o el ejercicio en una bicicleta fija. Además, es adecuado comenzar a levantar pesas de más de 40 libras para mantener los niveles de actividad física.

  5. Retoma todas las actividades físicas y las capacidades atléticas luego de cinco o seis semanas y con la aprobación del médico. Cuando retomes el entrenamiento, hazlo lentamente y controla constantemente tu cuerpo en busca de señales de malestar o cambios en la incisión. El enrojecimiento, la inflamación o la supuración podrían indicar una infección, así que comunícate con el médico si notas señales preocupantes. Ten en cuenta que luego de semanas de actividad reducida o incluso un estilo de vida sedentario, tu cuerpo tardará en recuperar su nivel de actividad física original. Evita exigirte aumentando gradualmente la intensidad con el paso de los días y semanas para fortalecer tu cuerpo, recuperar la flexibilidad y estar en forma nuevamente.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por valeria d'ambrosio