Cómo poner en remojo tu vestimenta de ejercicio

Sin importar lo que vistas mientras ejercitas o el tipo de ejercicios que realizas, tus prendas terminarán sudadas y con olor si te esfuerzas mucho. Sin embargo, los métodos para mantenerlas frescas y limpias no tienen porqué requerir tanto esfuerzo. Siguiendo unos simples pasos, no tendrás que preocuparte acerca de molestar a las otras personas ejercitando en el gimnasio con el olor de tu vestimenta.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Vinagre
  • Agua
  • Bicarbonato
  • Detergente

Instrucciones

  1. Añade una parte de vinagre a cuatro partes de agua. Separa tus prendas de vestir de ejercicio en pequeños grupos. Remoja tu vestimenta por 30 miutos antes de lavarlas en la lavadora. Evita lavarjas con lejía al utilizar vinagre, de otro modo causarás una reacción química. Enjuaga tus prendas completamente con agua limpia cuando las trates con vinagre antes de añadir lejía al agua del lavarropas.

  2. Añade un cuarto de taza de bicarbonato a tu detergente común. Llena el lavarropas con agua y luego añade la mezcla. Remoja tus prendas por 30 minutos antes de comenzar el ciclo de lavado. Separa tus prendas de vestir en pequeños grupos para obtener mejores resultados.

  3. Elige un detergente especialmente diseñado para prendas de ejercicio y viértelo directamente sobre las manchas de sudor o utiliza un palillo removedor de manchas antes del lavado. Deja que el detergente o el removedor de manchas sea absorbido por tu vestimenta por 30 minutos antes de lavarla en el ajuste de agua más caliente posible para la seguridad de tus prendas.

Consejos y advertencias

  • Seca tus prendas atléticas al sol para matar más bacterias y reducir el olor. Remoja y lava tus prendas tan pronto como sea posible para evitar que el olor y las manchas se asienten en la tela.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa m. wolfe | Traducido por ana grasso