Cómo poner en remojo pies secos y agrietados

Los pies secos y agrietados no sólo son desagradables a la vista, sino que también pueden ser dolorosos. Las causas para los pies agrietados van desde la deshidratación hasta la obsesidad, la cual coloca un exceso de presión sobre los talones. Según la New Zeland Dermatological Society, incluso vestir zapatos con el talón abierto puede causar pies secos y agrietados, ya que no hay soporte para la parte inferior del pie. No importa si la causa es uno de estos factores o una combinación de ellos, puedes ayudar a tratar los pies secos y agrietados poniéndolos en remojo, lo cual ayuda a promover la circulación, los humecta y limpia las bacterias de los pies, evitando futuros problemas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Cuenca para los pies
  • Sal del Mar Muerto o sal Epsom
  • Piedra pómez
  • Toalla
  • Humectante
  • Medias gruesas

Instrucciones

  1. Utiliza una piedra pómez en los talones agrietados de tus pies mientras aún están secos. Esto removerá el exceso de piel muerta de manera que el agua y la sal puedan ser absorbidas mejor.

  2. Llena la cuenca para pies con agua tibia. Coloca lo suficiente como para cubrir tus pies y añade 1/2 taza de sal del Mar Muerto o Epsom. Ambos tipos de sal ayudan a promover la circulación en los pies, lo cual, según Awakening Skin Care en Canyon, California, ayudará a la sanación.

  3. Remoja tus pies por 10 minutos y luego quítalos de uno a la vez y frota las áreas agrietadas con la piedra pómez por tres minutos.

  4. Vuelve a colocar tus pies en la cuenca por otros 10 minutos. Al quitarlos, vuelve a frotarlos con la piedra pómez una vez más.

  5. Seca tus pies completamente con una toalla. Aplica un humectante como cera de petróleo, aceite vegetal o aceite de oliva sobre tus pies. Masajea el humectante en las áreas agrietadas.

  6. Ponte un par de medias de algodón gruesas y déjatelas puestas por al menos una hora o toda la noche si es posible.

  7. Repite el proceso de poner tus pies en remojo una vez al día hasta que veas resultados. Si no ves resultados después de una semana, consulta con tu médico.

  1. -

  2. -

  3. -

  1. -

  2. -

  3. -

Consejos y advertencias

  • Utiliza humectante sobre tus pies incluso después de que el agrietamiento haya sanado. Esto prevendrá futuros problemas.
  • Si tienes problemas circulatorios o diabetes, habla con tu médico antes de remojar tus pies, ya que algunas condiciones médicas pueden causar una pérdida de sensación en los pies.

Más galerías de fotos



Escrito por traci joy | Traducido por ana grasso