Poner hielo en los músculos después de entrenar

Poner hielo en tus músculos después de hacer ejercicio puede ayudar a bajar la hinchazón innecesaria y reducir el dolor para conservar los músculos para tu próximo entrenamiento. Durante un entrenamiento extremo, tus músculos se rasgan en pequeñas cantidades, que más tarde se curan, creando músculos más fuertes y duros. Este nuevo crecimiento de tejido muscular más fuerte es en última instancia lo que los atletas y fisicoculturistas desean, pero la inflamación directamente después del ejercicio provoca malestar y requiere atención.

Porqué funciona

La sensación de frío provoca que los vasos sanguíneos en los músculos se contraigan. Esta reducción de la inflamación en el tejido muscular ralentiza la actividad metabólica, dándole la oportunidad a tus músculos de recuperarse adecuadamente después del entrenamiento. Después de que tu piel se calienta otra vez, los vasos sanguíneos se abren y el retorno de sangre es lo suficientemente rápido para eliminar la acumulación metabólica de tus músculos rápida y eficientemente sin horas de dolor y con menos pérdida de tejido muscular que si te dejas tus músculos doloridos sin tratar.

Cómo se hace

La terapia de agua fría, o "crioterapia." es una inmersión de cuerpo entero en una tina de agua helada directamente después de un entrenamiento extremo para enfriar los sistemas grandes y profundos de los músculos a la vez. Si esta tarea parece exagerada, los escritores de Runontexas.com recomiendan usar ropa en el baño para ayudar a absorber el choque y dicen que un baño de 15 a 20 minutos es suficiente, permitiendo un calentamiento de 30 minutos a temperatura ambiente después. Los corredores y atletas profesionales que viven con terapia de agua fría afirman que el proceso conserva los músculos doloridos, calientes y previene lesiones, haciendo el siguiente evento atlético una hazaña menos intimidante.

Quién lo recomienda

El dos veces competidor olímpico Kevin Sullivan dice a Byron Powell de IRunFar.com que las claves de la recuperación son la hidratación, nutrición, masajes, yoga y baños de hielo. El corredor de ultramaratones Nikki Kimball es una firme defensora del método. Nikki ha estado corriendo ultramaratones durante más de 10 años, y atribuye sus tasas de lesiones bajas a sus baños de hielo post maratón. Pero los baños de hielo no son sólo para los corredores; El "Washington Post" tomó una foto del jugador de la NFL Santana Moss remojándose de la cintura para abajo en un baño de hielo después de un juego y el doctor Kevin Plancher dice al "Bleacher Report" que el uso de cámaras hiperbáricas y baños de hielo valen la pena. Los fisicoculturistas, atletas y corredores confían mucho en los baños de hielo.

Alternativas

Si sumergirte de la cintura para abajo en un baño helado no suena atractivo para ti, hay un montón de formas menos drásticas para refrescarse después de un duro entrenamiento. Aplicar compresas de hielo en áreas específicas del cuerpo que trabajaste te dará algo de alivio del dolor, y un buen procedimiento de enfriamiento como el estiramiento o el yoga ayudará a los músculos al deshacerse de los residuos y recuperarse de una dura jornada de entrenamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por carol kory | Traducido por mariana groning